NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

CONFERENCE LEAGUE

El descubridor de Kroos y Alaba que aprendió de Guardiola y Ancelotti

Heiko Vogel tiene la oportunidad de meter al Basilea en la final de la Conference. Un técnico, interino en su puesto, con una historia singular.

Heiko Vogel, entrenador del Basilea.
MICHAEL BUHOLZERREUTERS

El Basilea se enfrenta este jueves a la Fiorentina (21:00) en la ida de las semifinales de la Conference League. Y lo hace con el reto de meter al fútbol suizo en una final europea, algo que nunca ha pasado en la principales competiciones continentales (lo más parecido han sido éxitos en la Intertoto, cuando el formato tenía múltiples finales). Para el Basilea, que sí llegó a las semifinales de la Europa League hace 11 años, este duelo equivale a toda la temporada debido a la irregular marcha en la liga suiza, en la que el equipo marcha quinto (de diez). Un mal papel que provocó el despido del entrenador Alexander Frei y la llegada al banquillo del entonces director deportivo, Heiko Vogel, un entrenador con una trayectoria extensa y peculiar.

“Creo que para ser un buen director deportivo hay que haber sido entrenador”, asegura este alemán de 47 años, profesor de educación física, que dio el salto al fútbol en el Bayern de Munich, donde pasó por todas las categorías, desde entrenar a niños de 10 años hasta el segundo equipo. “Allí disfrute de posibilidades casi ilimitadas. Fue lo mejor que me podría haber pasado. Fueron años geniales”, recuerda Vogel.

En las dos etapas que estuvo en Munich (desde 1998 a 2007; y de 2013 a 2017) le dio tiempo a influir en la formación de grandes talentos... a la vez que se formaba como técnico a la sombra del responsable del primer equipo. En su segunda etapa coincidió con dos de los mejores entrenadores del fútbol actual. “Para aprender hay que beber de todos los puntos de vista. Estuve en el Bayern con Guardiola y luego con Ancelotti, dos estilos completamente diferentes”, explica.

De sus cualidades como entrenador, los que le conocen destacan su buen ojo con las jóvenes perlas. Desde el Bayern se asegura que Toni Kroos y David Alaba, entre otros, “son descubrimientos suyos”. En su primera etapa también trató con Thomas Müller, Philipp Lahm, Holger Badstuber, Diego Contento, Mats Hummels... “Lo pasábamos muy bien con él”, destaca Müller, aunque también es conocido por su carácter a veces fuerte, que también le ha traído algún problema, como la curiosa sanción que sufrió en su etapa en el Mönchengladbach.

Ahora, en el puesto de primer entrenador del Basilea, en la que es su segunda etapa (en la primera coincidió con Salah), se encuentra de manera provisional. No ha conseguido enderezar del todo el rumbo liguero del equipo (5 victorias, 5 empates y 3 derrotas), pero bajo su dirección sí ha eliminado al Slovan de Bratislava y al Niza en esta Conference en la que aspira a lograr una final histórica para su club y el fútbol suizo.