NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

INGLATERRA

Dele Alli no escapa de su infierno

Con solo 26 años, Dele no ha vuelto a su mejor nivel. El Everton se plantea su venta solo seis meses después de su llegada para que no se encarezca su fichaje desde el Tottenham.

Actualizado a
BALTIMORE, MD - JULY 16: Dele Alli of Everton during the pre season friendly between Arsenal and Everton at M&T Bank Stadium on July 16, 2022 in Baltimore, Maryland. (Photo by James Williamson - AMA/Getty Images)
James Williamson - AMAGetty

En 2015, un fenómeno atraía buena parte de las miradas del fútbol inglés. ¿Su nombre? Bamidele Jermaine Alli aunque era más conocido como Dele. Este era apenas un chaval y brillaba en el MK Dons. Tal era su fútbol y su potencial en la League One (tercera categoría del fútbol inglés) que el Tottenham se lanzó a por su talento con una buena suma de dinero.

Los Spurs pagaron 6,63 millones de euros por el joven jugador, más del triple de su valor. En apenas meses saltó del ‘infrafútbol’ a ser internacional y toda una estrella de la Premier. Un estatus que mantuvo durante varias campañas en el Tottenham, pero algo se torció. Después de una 16/17 de récord (21 goles, 12 asistencias) y varias campañas más superando el doble-doble (más de 10 goles y 10 asistencias), el brillo de Dele sobre el campo se apagó.

Este fue perdiendo minutos y rol en la plantilla y aparecía como la tarea pendiente de cada entrenador nuevo que aparecía en los Spurs. Pochettino gozó del mejor Dele, pero también vivió su apagón. Lo intentaron sin éxito y distintos métodos también Nuno o Jose Mourinho, cuya manera de motivarlo y tratar de recuperar su mejor nivel fue televisada. Ni sus charlas paternales consiguieron hacer reaccionar al de Milton Keynes.

Esta temporada, Dele buscó un cambio. El Everton necesitaba un empujón para librarse del descenso y Frank Lampard, que volvía a los banquillos de la Premier, confió en recuperar su talento.

Alli no acabó siendo clave en la primera oportunidad y su particular infierno lleva camino de continuar, porque el Everton se plantea no darle un segundo intento en esta campaña que comienza.

Su traspaso se ajustó hasta los 40 millones en bonus dependiendo del rendimiento del jugador, pero este, con solo once encuentros disputados, no parece que vaya a dejar demasiado dinero en las arcas. Para evitar pagar 10 millones de libras cuando sume 20 encuentros, los toffees están dispuestos a buscar una venta y evitar una operación aún más costosa para ellos.

Dele, que además falló un gol claro en pretemporada, tendrá que buscar un nuevo destino que le ayude a poder abandonar su infierno particular cada vez que salta al césped.