NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

INGLATERRA | JACKSON

“¿Críticas? Cristiano marcaba 30 o 35 goles y le criticaban”

Nicolas Jackson cuenta en una entrevista concedida a ‘The Telegraph’ que no tuvo sus primeras botas hasta los 16 años y que “todo el mundo se enfadó” cuando dejó los estudios para intentar jugar al fútbol.

Londres (Inglaterra)Actualizado a
Nicolás Jackson, con el Chelsea.
NEIL HALLEFE

Los inicios son complicados pero, en el caso de Nicolas Jackson, todos ellos. No solo a su llegada al Chelsea, también en la vida. Tanto personal como profesional. “En Ziguinchor se jugaba en la calle, con los amigos, sin club y porque te gustaba el juego. Tal vez apostábamos un euro cada uno, unos contra otros, para divertirnos. Jugaba sin botas, descalzo, o quizá le pedías prestadas las botas a alguien para jugar. Las botas eran caras, y jugaba con los zapatos del colegio o descalzo. A los 16 años fue cuando tuve mis primeras botas”, cuenta el ahora delantero del Chelsea en una entrevista concedida a The Telegraph.

A sus escasos 22 años, y tras haber pagado los blues en torno a 30 millones de euros por su fichaje el pasado verano, el delantero senegalés ha quemado etapas muy rápido. Su madre, que “trabajaba en una granja de la mañana a la noche para mantenerme” mientras Nicolas Jackson jugaba al fútbol, fue quien le compró dichas botas, las cuales “no eran originales, eran de segunda mano” y “al principio no jugaba con ellas porque no estaba acostumbrado”.

A pesar de las dificultades que encontró en su infancia, Nicolas Jackson siempre tuvo claro que quería dedicarse al fútbol. Un deporte en el que encontró un ídolo desde bien pronto: Cristiano Ronaldo. Tres de los siete goles que suma el delantero del Chelsea en sus primeros 14 partidos con el club los marcó en el Tottenham Hotspur Stadium, y el senegalés celebró su hat-trick con el icónico ‘siuuu’ del astro portugués. “Siempre hacía su celebración, incluso cuando estaba en el Villarreal. Cuando conseguí un hat-trick, tuve que hacerlo. Fue el primero triplete de mi carrera, muy especial. El balón está en mi salón para que todo el mundo pueda verlo. Espero que haya muchos más, pero el primero siempre es muy importante e intentaré mantenerlo muy seguro”, afirma el ariete.

Un admiración por el exjugador del Real Madrid que el propio Nicolas Jackson desgranó en The Telegraph: “Cuando era pequeño, me encantaba Cristiano Ronaldo. Tenía su nombre en una camiseta que siempre llevaba. No una camiseta de verdad, porque son caras, pero tenía una camiseta en la que ponía ‘Ronaldo, 7′... con un bolígrafo. Lo hacía yo mismo cuando era niño. Me hacía pasar por él, pero era difícil ver sus partidos porque había que pagar. Íbamos todos a casa de mi amigo. Íbamos todos a una casa a ver al Real Madrid”.

Pero para llegar hasta Stamford Bridge y celebrar los goles como la leyenda portuguesa, el senegalés tuvo que hacer un gran sacrificio: “Tienes que elegir entre ir a la escuela o intentar jugar al fútbol. Dejé los estudios y todo el mundo se enfadó conmigo. Si no triunfaba en el fútbol, no sabía lo que iba a hacer. Querían que fuera a la escuela y terminara todo, pero yo tenía que elegir mi propio camino”. Fue así como, con 17 años y de cara a la temporada 2018-2019, el exfutbolista Diomansy Kamara lo fichó para el Casa Sports de la Primera división profesional de Senegal. Posteriormente, hizo una prueba en el Benfica y el Villarreal lo fichó para su cantera en 2019: “Nunca fui a una escuela de fútbol. Jugaba en la calle, era rápido y sabía regatear. Pero cuando fui a España, Unai Emery estaba allí y me formó”.

“Tenía que luchar y ser fuerte. No iba a fiestas, no fumaba, no bebía. Todavía no lo he hecho. Tenía muchos amigos que lo hacían, pero sabía que estaba sola y que si no funcionaba, iba a ser una vida dura. No soy el único que tuvo una vida dura en África, así que no me daba miedo”, confiesa Nicolas Jackson sobre su decisión de dejar los estudios. Este reconoce que su madre se enfadó porque “no iba a la escuela, pero ella siempre me apoyaba y me ayudaba. Ya conoces a las madres, hacen lo que haga falta por ti. Simplemente te quieren y siempre te apoyan”.

La falta de gol ha sido uno de los grandes problemas del Chelsea en este inicio de temporada, y Nicolas Jackson acaparó buena parte de las críticas. El senegalés define como “diferente” el ambiente que hay en el oeste de Londres en comparación con el del Villarreal, pero el joven ariete de los blues dice entender a los aficionados: “Todo el mundo en el partido espera que hagas lo que ellos quieren. Es porque te quieren, no porque te odien. Quieren que les hagas felices. Ahora lo sé”.

Aún así, las críticas no parecen ser un problema para el joven delantero del Chelsea. “Cristiano marcaba 30 ó 35 goles por temporada y la gente le criticaba. Nunca se le oía hablar de ello, sólo respondía con una celebración. Así que no me afecta. Estoy aprendiendo de él, nunca respondería a las críticas. Sé lo que puedo hacer, creo en mí mismo”. La confianza de Nicolas Jackson en sí mismo es tal que, en declaraciones para The Telegraph en referencia también al hecho de haber visto tantas amarillas (siete) como goles ha marcado, reconoció que no le importa “recibir 40 tarjetas amarillas si meto 30 goles. Tengo un objetivo (de goles) en mente. Os diré al final de la temporada si lo consigo. Estoy seguro de que lo haré”.

Sigue el canal de Diario AS en WhatsApp, donde encontrarás todas las claves deportivas del día.

Normas