NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

INGLATERRA | BRUNO FERNANDES

Bruno Fernandes: “Pochettino me quería allí”

El capitán del United repasó toda la actualidad en una entrevista. “¿Ten Hag? Eso es lo que Guardiola y Klopp han hecho durante años”, ha comentado.

Actualizado a
MANCHESTER, ENGLAND - SEPTEMBER 08:   Bruno Fernandes of Manchester United reacts at the end of the UEFA Europa League group E match between Manchester United and Real Sociedad at Old Trafford on September 8, 2022 in Manchester, United Kingdom. (Photo by Ash Donelon/Manchester United via Getty Images)
Ash DonelonGetty

Poco a poco las dudas se van disipando en Old Trafford. El United lleva cuatro victorias en la Premier League con Bruno Fernandes como capitán tras la decisión de Ten Hag de dejar en el banquillo a Harry Maguire. Sobre el técnico holandés, su relación con él y con la directiva, su fichaje truncado por el Tottenham y el papel de Cristiano Ronaldo ha hablado el centrocampista portugués en The Athletic. Lo ha hecho una extensa entrevista en la que ha aprovechado para que los aficionados le conozcan mejor, y por eso ha explicado su curioso método para encontrar espacios en el campo.

El mal inicio de temporada: “Se notaba entre nosotros, entre los aficionados, en el ambiente, que era como volver al pasado. Todo el mundo sentía que la confianza volvía a ser baja. Todo el mundo estaba un poco -no asustado- pero no se sentía lo mejor para coger el balón. A veces sentía que eran los fantasmas del pasado. Luego el Brentford fue aún peor. Encajamos un gol de la nada y de repente se notaba que la energía del equipo era baja, la confianza era baja. La confianza en el fútbol no lo es todo, pero sí casi todo. Cuando tienes la confianza de tus compañeros, de tu entrenador, de los aficionados, es realmente importante porque a veces en el campo, cuando fallas un pase y todo el mundo está... Lo puedes sentir en ese momento. Pero cuando fallas un pase y reaccionas rápidamente, ves que los aficionados lo aprecian, así que para nosotros se trata de tener la confianza de que somos capaces de hacer algo”.

Sobre los fantasmas del pasado: “Cuando hablo de los fantasmas del pasado, me refiero a que en el pasado sentíamos que cada vez que fallábamos un pase o algo, estábamos defraudando a alguien, así que empiezas a fallar más. En cambio, hay que pensar: ‘Tengo que intentarlo’. ”Lo sé porque he tenido más de 400 partidos en mi carrera. He tenido partidos malos, partidos muy buenos, partidos normales. Se trata de entender qué has hecho bien en los buenos para seguir teniéndolos y sacudirte las dudas sobre tu rendimiento.

Ten Hag: “En primer lugar, tiene una idea. Tiene un estilo. Hay que seguir sus reglas. Es estricto en eso. Y eso me gusta. Ha aportado disciplina, que es algo que creo que echamos de menos en el pasado. Todo el mundo debe estar en la misma página. Eso es lo que Pep (Guardiola) y (Jurgen) Klopp han estado haciendo durante años, porque tienen estabilidad en el club y en la forma en que eligen el mercado de fichajes y construyen el equipo, lo que es realmente importante para que obtengan las recompensas. He visto al entrenador decir en una rueda de prensa que no queremos traer jugadores porque sí, queremos traer a los jugadores adecuados para lo que queremos hacer. Es algo que el club necesita. Todavía tenemos un margen de mejora y él necesita tiempo para sacarnos el máximo partido con su idea de juego. Creo que con él llegaremos al punto en el que estemos establecidos como equipo y todos estemos en la misma página”.

BANGKOK, THAILAND - JULY 12: Bruno Fernandes #8 (L) and manager Erik ten Hag of Manchester United lift the match trophy after defeating Liverpool 4-0 during a preseason friendly match at Rajamangala National Stadium on July 12, 2022 in Bangkok, Thailand. (Photo by Pakawich Damrongkiattisak/Getty Images)
Ampliar
BANGKOK, THAILAND - JULY 12: Bruno Fernandes #8 (L) and manager Erik ten Hag of Manchester United lift the match trophy after defeating Liverpool 4-0 during a preseason friendly match at Rajamangala National Stadium on July 12, 2022 in Bangkok, Thailand. (Photo by Pakawich Damrongkiattisak/Getty Images)Pakawich DamrongkiattisakGetty

Sus inicios: “Mi padre no siempre me dejaba jugar porque cuando eres joven, quieres hacer todas las piruetas y cuando juegas contra gente mayor, te empiezan a dar patadas”, dice. “¡Mi padre también me daba patadas y era bastante fuerte! En el fútbol, siempre habrá alguien mayor que tú o con más experiencia. Se trata de ser más inteligente que ellos y trabajar tus armas para vencerlos”.

Cómo encuentra su hueco en el campo: “Se trata de encontrar las zonas no ocupadas, o a veces las zonas muertas, donde nadie te ve ni te marca. O, si te marcan, crearán más espacio en el centro del campo para otras personas. Normalmente, las llamo ‘zona del árbitro’. “Porque nadie marca al árbitro. A veces, esto es lo que dicen los entrenadores a los jugadores que juegan entre líneas, o a los laterales que quieren entrar por dentro, o al delantero cuando quiere bajar. Por supuesto, a veces las posiciones son diferentes porque puede ser un contraataque, por ejemplo. También depende de la forma en que un árbitro arbitre el partido. Mike Dean, por ejemplo, corría muy centrado, lo que probablemente para él era mejor para ver el juego, pero para nosotros, como número 10, ésa no puede ser nuestra posición, así que tienes que averiguar dónde puedes ir”.

A un paso del Tottenham: “Obviamente, quería ir a la Premier League. El entrenador, Mauricio Pochettino, era el que me quería allí. Era una buena oferta, pero el Sporting hizo todo lo posible por retenerme. El presidente (Frederico Varandas) habló conmigo, pero lo hizo en el día equivocado. Fue el día después de que decidieran rechazar la oferta del Tottenham y yo estaba muy enfadado. Por suerte para mí, el entrenador (Marcel Keizer) fue el adecuado en el momento oportuno porque supo y entendió que me gustaría ir, que era una oferta mayor, que era mi sueño jugar en la Premier League y no se dio. Después respondí haciendo lo mejor posible para el Sporting”.

Cómo se gestó el fichaje por el United: “A principios de enero, mi agente me dijo: ‘No tienes que preocuparte, porque cada vez que te traiga un club, será un club de ensueño para ti’. Él sabía que el club de sus sueños era el Manchester United. Ole tuvo mucho que ver con eso porque fue a ver mis partidos. Me vio quejarme mucho en aquel partido contra el Oporto; me quejé mucho contra sus jugadores, contra los árbitros. Me quejo contra todos los que están en mi contra, no contra los que están conmigo. Ole vio a alguien apasionado y eso le ayudó a ficharme para el club. En mi primer día, me dijo: ‘Sé tú mismo’. Me dijo: ‘Sé de lo que eres capaz con el balón, pero también quiero que seas el líder que has sido en el Sporting’”.

Su relación con los árbitros: “Juego en el Man United, así que sé que todas las cámaras están pendientes de nuestros jugadores, pero todo el mundo en la Premier League lo hace. En el Crystal Palace, (Wilfried) Zaha siempre se queja del árbitro. Es porque le hacen falta, así que es normal que se queje del árbitro. Es normal. Quiere que le hagan faltas y que el árbitro le saque amarillas (a los rivales)”. Fernandinho, que estaba en el Manchester City, siempre se quejaba del árbitro, ¡y sólo me daba patadas a mí! A algunos les gusta mi forma de ser. A veces bromean con ello. Uno de los árbitros me dijo: ‘Bruno, todo el tiempo que estás ganando, eres un buen tipo. Pero cuando pierdes o empatas, Dios mío, eres un grano en el culo’. Quiero ser así. Quiero que el árbitro sienta que le presiono y que siempre estoy ahí hablando con él”.

Cómo se relaciona con sus compañeros en momentos de tensión: “Lo que la gente dice de que agito los brazos (negativamente) a mis compañeros. Eso nunca ha ocurrido. Eso es completamente mentira. Puedo usar los brazos para pedir el balón y para decirles algo sobre dónde mover el balón. Pero nunca les hablo de mala manera. Sí, puedo gritar a alguien si no pasa el balón cuando tiene que hacerlo, o si no toma la decisión de la mejor manera, o si va de dos en dos y no pasa el balón a su compañero. Entonces es normal enfadarse con él. No exijo a nadie más que a mí mismo. Siempre les digo a todos: ‘Si en algún momento no queréis que os hable, que os grite o que os ayude, me lo decís y me quedo tranquilo con vosotros en el partido’. Pero después no me digas que no te he llamado para ‘Man on’ o te he animado a pasar el balón.

Encontronazos con Malacia, Maguire y Rahsford: “[En el partido contra el Leicester cita una conversación Tyrell Malacia]: ‘Ty, levanta la cabeza y mira hacia el otro lado’. Estaba bastante enfadado conmigo porque le estaba hablando. Pero no entendía lo que le decía. Al final del partido, me acerqué a él, le puse las manos en la cabeza con calma y le dije: ‘Cuando te hablo, no te estoy gritando de mala manera, sólo te pido que cambies la jugada’. Me dijo: ‘Sí, lo siento, es que estaba cansado’. En algunos partidos, será él quien me grite, y no me importa. Recuerdo con ‘H’ (Maguire) en la Europa League contra el Copenhague (en los cuartos de final de 2019-20). Estábamos defendiendo y traté de controlar el balón y enfrentarme a un defensa. Perdí el balón y me gritó: ‘¡Bruno, aguanta el balón!’. Yo estaba cansado y le dije: ‘¡No grites!’. En la primera parte de la prórroga, me acerqué a él y le pedí perdón por haberle contestado.

A veces, durante los partidos, hay tensión, hay pasión, se pierde el balón, o él (un compañero) no corre. Se vuelve un poco fervoroso. Pero nadie lo hace de mala manera. Nunca lo hago de mala manera, sólo si veo que alguien no pasa el balón cuando es un dos contra uno con el portero. Por ejemplo, Jadon Sancho marcó un gol la temporada pasada contra el Chelsea en el que estaba dos contra el portero con Marcus Rashford. Jadon hizo un recurso y superó al portero del Chelsea, (Edouard) Mendy. Le dije: ‘Jadon, has marcado, me alegro por ello. Pero la próxima vez, pásale a Marcus’. Él dijo: ‘Sí, sí, sí, tienes razón’”.

La temporada pasada: “Sentíamos que podía ser la temporada en la que cambiáramos el impulso del club. Sentíamos que podíamos ir a por algo grande. Ralf (Rangnick) llegó con su idea de jugar con intensidad y presionando y como estaba acostumbrado a jugar en Alemania. Pero no acabó de funcionar con nosotros porque había un ambiente entre todos en el que la confianza era baja y todo estaba realmente decaído. Es muy difícil salir cuando estás en esa racha. No tiene nada que ver con Ralf. Se esforzó al máximo. Es un buen entrenador con buenas ideas, pero no encajaba con todo el mundo. Esto se debe a que el equipo se había construido con Ole y su idea, y luego llega un nuevo entrenador con (su propia idea). Esa podría ser la diferencia en el club, porque todos los entrenadores que han estado aquí han tenido ideas diferentes, por lo que traen a jugadores diferentes”.

Sus charlas con John Murtough y la directiva del United: “Les dije: ‘Me siento bien en el club, es un sueño hecho realidad estar aquí. Me gustaría crear estabilidad para mí, para mi familia, pero quiero ser competitivo. Quiero ganar trofeos y jugar contra los mejores’. El club me respondió que necesitaría más de una ventana de fichajes para poder hacerlo y dije: ‘Lo entiendo, pero voy a estar aquí cinco años, y si en cuatro de ellos, o en tres, estamos luchando por trofeos y contra los mejores equipos, y en un equipo que quiere competir, y con un entrenador que viene y pone su marca, me parece bien’. El club fue claro con eso. Confío en ellos. Creo que estoy recibiendo la recompensa de eso porque el club ha puesto su marca en el mercado. Han fichado a jugadores con grandes cualidades y grandes nombres. Ahora se trata de que hagamos nuestro trabajo en el campo”.

Cómo ve a Cristiano: “La mayoría de mis asistencias la temporada pasada fueron para él, así que no creo que sea justo. Simplemente tuve una mala temporada en cuanto a mis propios números. No creo que se trate de Cristiano o de mí. Antes de que él llegara, yo también tiraba los penaltis, pero la temporada pasada tuve dos oportunidades de tirar los penaltis y fallé las dos. Así que no puedo culpar a Cristiano por tirar los penaltis, especialmente cuando los marca. Cuando fallé contra el Arsenal en abril, fue él quien me dio el balón y me dijo: ‘Ve tú y marca’. Fallé, pero sentí que él confiaba en mí para dar un paso adelante y marcar en un momento importante. Así que no creo que sea por culpa de Cristiano, sino porque no he dado lo mejor de mí mismo en algunos momentos para conseguir goles o asistencias”.

Las ventajas de jugar con Cristiano: “En la selección, juego con él y cuando marco, él está en el campo. Jugar con Cristiano como número 10 es realmente bueno porque los jugadores respetan tanto a Cristiano que se crean más espacios, ya que los rivales tienen miedo de que coja el balón y marque. Quieren marcarle y (crean) una sobrecarga donde está él para marcarle. Por ejemplo, cuando marqué dos goles contra Macedonia del Norte (en la eliminatoria de marzo que aseguró la clasificación de Portugal para el Mundial), uno fue por una asistencia suya y el otro por una carrera suya que creó el espacio a su espalda para que yo marcara. He jugado los últimos cuatro partidos de la Premier League (hasta el del Arsenal) sin que Cristiano fuera titular y sólo he marcado un gol. Así que no es por culpa de Cristiano. Se trata del impulso, del momento. A veces va de mala manera y a veces de mejor manera. Obviamente, puede ser muy bueno jugar con él, para alguien que da asistencias, ya que si le das el balón adecuado, marcará goles”.

Los cambios de Ten Hag para invertir la situación del United: “Fue directamente a sus reglas, a sus exigencias, a lo que quiere de nosotros. Decía: ‘Quiero que juguemos siempre presionando con el balón, que tengamos hambre de hacer cosas buenas, que luchemos por el equipo, que seamos duros de pelar’. Pude sentir en los entrenamientos después de Brentford que íbamos a hacer algo diferente. Es bueno que todos asuman la culpa, porque no todos hicieron las cosas bien. Pueden ser los jugadores o el entrenador, pero normalmente son el jugador y el entrenador juntos. Como mensaje, fue bueno para el equipo. La disciplina es lo que quiere y tenemos que seguir las reglas. A los jugadores no les gusta correr, a veces un entrenador toma decisiones que no entiendes, pero probablemente entenderás el beneficio más adelante”.

Cómo se relaciona Ten Hag: “Individualmente, llama a los jugadores muchas veces para mostrarnos clips y nos dice: ‘Aquí, prefiero que hagáis otro tipo de cosas’. Eso es bueno, porque los jugadores necesitan tiempo para sacar lo mejor de la idea que él quiere hacer”. Con el tiempo esos movimientos se volverán automáticos. Pero ese partido del Liverpool todavía supuso una prueba de fuego. Sabemos que la afición tenía miedo de ese partido del Liverpool. Nadie esperaba que el Liverpool viniera a nuestra casa y perdiera. Nadie. Nadie apostaba por el Manchester United. Sólo nosotros. Teníamos que confiar en nosotros mismos. Nadie más nos iba a ayudar a ganar ese partido. Se trataba de que hiciéramos nuestro trabajo, de que nos apoyáramos unos a otros, de que aportáramos energía positiva y de que fuéramos exigentes unos con otros en el buen sentido”.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?