NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

ATLÉTICO DE MADRID

Griezmann: el esfuerzo no se negocia

El francés no sabe de rivales ni partidos menores. A horas de concentrarse para el Mundial, ganó el 80% de sus duelos, recuperó y trabajó ante el Almazán como hace en Champions.

Actualizado a
Antoine Griezmann.
JAVIER GANDULDIARIO AS

Jugadores como Antoine Griezmann dignifican la Copa del Rey. A horas para concentrarse con Francia de cara al Mundial, donde defiende título tras ser MVP de la final de Rusia 2018 y máximo goleador de su selección, había que calzarse las botas para medirse al Almazán, equipo de la Tercera RFEF en la primera ronda de la Copa del Rey.

Y, si el francés está listo para sumar siempre en Liga y Champions, también se agarra a la Copa como única opción de título del curso. No hay rival que merezca más preparación que otro. Desde que se perfiló el acuerdo con el Barcelona que permitía acabar con su restricción de minutos, Griezmann ha sido titular en once de los doce partidos del Atlético. Simeone no quería la menor confianza contra el Almazán pese a su a priori inferioridad y alineó a su delantero junto a otros cinco mundialistas: Nahuel Molina, Witsel, Koke, Marcos Llorente y João Félix. Con cinco pinchazos consecutivos no es momento para volver a fallar.

Y todos ellos cumplieron sin ahorrarse carreras, sin dudas a meter la pierna o jugarse el físico. Es imposible no tener en mente el torneo que comenzará esta misma semana en Qatar, pero el partido a partido es filosofía de vida en el Atlético y eso se traslada a pensar siempre en el encuentro que se va a disputar. En el caso de Griezmann, fue el titular del Atlético con mejor porcentaje de duelos ganados, después de medirse en diez cuerpo a cuerpo con los jugadores del Almazán, el segundo que más de la plantilla tras Hermoso (13) y salir vencedor en ocho de ellos (80% de éxito). Griezmann completó el partido, realizó 61 pases buenos (82,4% de acierto) y marcó un tanto anulado por fuera de juego. Pero, más allá del juego, no ha pasado desapercibido entre la afición el trabajo. El francés no paró de correr, llevó a cabo dos entradas exitosas y recuperó cuatro balones. El esfuerzo no se negocia no es una frase vacía. Y Griezmann lo demuestra partido tras partido para convertirse en un ejemplo para sus compañeros dentro del vestuario.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?