NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

URUGUAY

El enigmático caso Pellistri

Infrautilizado en un Alavés que terminó perdiendo la categoría, el joven propiedad del United es figura en Uruguay a las órdenes de un Diego Alonso que le ha catapultado.

Actualizado a
Pellistri supera a Angulo durante el México-Uruguay.
Christian PetersenAFP

Facundo Pellistri volvió a ser un agitador del juego uruguayo en la victoria sin paliativos del combinado celeste sobre México por 0-3. Volvió a ser porque Diego Alonso mantuvo la apuesta por un jugador que ha protagonizado uno de los casos más extraños esta temporada. Cedido por el Manchester United al Alavés, el joven extremo de 20 años tuvo una participación dosificada a las órdenes de Javier Calleja al inicio del curso, pero después desapareció casi por completo de las alineaciones del Alavés, durante el periodo de Mendilibar primero y, después, en la recta final con Julio Velázquez.

Durante el pasado mes de enero y de febrero el jugador vivió prácticamente en el ostracismo en el Alavés, suplente sin minutos, pero Diego Alonso lo llamó para los trascendentales partidos de Uruguay contra Paraguay y Perú. Dos victorias en las que el jovencísimo atacante jugó 137 minutos y dio dos asistencias. Le cambió la cara a Uruguay en muchos momentos y pagó a su técnico por la confianza depositada. Pellistri volvió al Alavés para seguir viendo la actividad desde el banquillo. De hecho, en marzo acumulaba otra vez tres partidos sin minutos antes de volver a acudir a la llamada de Diego Alonso. Otra vez 84 minutos de jerarquía en el triunfo sobre Perú. Después no jugó el partido que cerraba la clasificación contra Chile por sanción.

Pero a su regreso a Vitoria su tónica no cambió. Banquillo y más banquillo. Uruguay se concentraba hace unos días para afrontar los amistosos de preparación para esta fecha FIFA. No sorprendió que Alonso volviera a llamar a Pellistri, pero sí el diabólico repertorio al que el jovencísimo extremo sometió a México, especialmente a un Angulo impotente. El resumen del partido del talento charrúa es la jugada del segundo gol celeste, obra de Cavani, en el que un Pellistri endemoniado sobrepasó a Angulo, el mexicano le agarró, le intentó tirar al suelo, pero fue imposible. Fue el azteca el que acabó en el piso. El mustang uruguayo se plantó en el área con todavía la clarividencia para dar el pase atrás a un Cavani con el látigo preparado. Era el 0-2 y otro pasito más de reivindicación para un Pellistri que levanta expectación ya incluso en Manchester.

Allí tenían la mosca detrás de la oreja por su inactividad en España y ahora se preguntan si Ten Hag le dará la oportunidad que se está ganando. Su cesión en el Alavés no salió como debiera. Al final jugó 750 minutos sin goles ni asistencias, pero desde diciembre apenas participó. Diego Alonso confió ciegamente en él. El seleccionador uruguayo explicaba a AS hace unos días el porqué de esa fe. El jugador le ha dado la razón y ahora la pelota está en el tejado de Ten Hag. Jugadores como él o Garnacho son energía nueva para un United en construcción, quiza el uruguayo y el argentino sean pronto dos de las apuestas del técnico neerlandés en el ciclo que se abre en Old Trafford.

 

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?