NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

ESPANYOL

Renovación profunda

Desde el entrenador, los diez jugadores que acaban contrato o cesión, los que están en el escaparate como RdT y fichajes, prevé el Espanyol casi una treintena de movimientos.

Actualizado a
ESPANYOL

El terremoto institucional de finales de marzo, con el cambio de José María Durán por Mao Ye en la cúpula ejecutiva. La revolución de hace diez días, con las salidas de Vicente Moreno y Francisco Joaquín Pérez Rufete, entrenador y director deportivo. Y ahora, una renovación profunda en la plantilla. Acabada la Liga, en un discreto decimocuarto puesto y a solo cuatro puntos del descenso, emprende el Espanyol el siguiente y necesario paso hacia una nueva etapa. El paso de la consolidación a retos mayores. Al menos, esa es la pretensión.

Será largo el verano. Y movido, si se ejecutan tantos movimientos como se tienen en mente desde el club. Prácticamente una treintena, una cifra récord, comenzando por el entrenador, pieza indispensable para tomar decisiones en muchos de los casos. Diego Martínez es el deseado, la prioridad, pero dista de estar atado hasta hoy. La pretensión en el Espanyol era que finalizara el mes, incluso esta semana, con el panorama aclarado. Y no solo en el banquillo, sino también con muchos de los futbolistas que terminan contrato. Al mando, el actual director deportivo, Domingo Catoira.

Casos emblemáticos como Diego López, David López y Óscar Melendo no pueden demorarse, en cualquiera de los sentidos, igual que sucederá con Dídac Vilà, Fran Mérida y Oier Olazabal. Mucho más evidente es el desenlace con los cedidos, quien regresarán a sus clubes de origen: Yangel Herrera (Manchester City), Loren Morón (Betis), Manu Morlanes (Villarreal) y un Tonny Vilhena que solo tendría opción de continuar si la invasión rusa en Ucrania acabara por invalidar definitivamente su contrato con el Krasnodar.

En el siguiente escalafón de los posibles movimientos figuran futbolistas con contrato, pero cuyo rendimiento ofrece dudas, por lo que se les podría buscar un acomodo o bien aceptar una oferta económica por ellos, como Aleix Vidal (firmado hasta 2023), Adrián Embarba, Nany Dimata o Miguelón Llambrich (todos ellos, ligados hasta 2024).

Luis Blanco, el entrenador interino de las dos últimas jornadas, y Diego López.
Ampliar
Luis Blanco, el entrenador interino de las dos últimas jornadas, y Diego López.GORKA LEIZADIARIO AS

Poco que ver con el grueso de jugadores que se encuentran en el escaparate de posibles traspasos, pero no porque no se vaya a contar con ellos sino por todo lo contrario: o bien su venta reactivaría el mercado, como es la situación de un Raúl de Tomás que seguramente aparecerá en un sinfín de quinielas este verano, o terminan contrato en un año y sería ilógico regalarlos en 2023 en vez de sacar ahora un buen rédito. Es este último el caso de Adrià Pedrosa, cuya renovación se encuentra estancada desde hace meses, y puede llegar a ser el de Sergi Darder, aunque el mediocentro sí parece más propenso al entendimiento con el club.

Obviamente, también abarcarán todos estos movimientos de mercado a los fichajes. Dos tiene cerrados el Espanyol a falta de oficialidad: Joselu Mato, máximo goleador del Alavés, y Brian Oliván, lateral zurdo del Mallorca. Ambos quedaban libres, de modo que no hay traspasos, aunque sí las habituales primas. Habrá más incorporaciones, esto no ha hecho más que empezar.

Y en la última carpeta del mercado, pero no por ello la menos importante, se encuentran los jugadores que regresan de sus respectivas cesiones. Un interesante melón por abrir. Matías Vargas ha completado una notable campaña en el Demirspor turco, si bien está más cerca de ser traspasado que de gozar de una segunda oportunidad en el RCDE Stadium. De más a menos ha ido Víctor Gómez en el Málaga, donde Álvaro Vadillo ha aprovechado sus minutos, aunque no lo suficiente como para ganarse un puesto en Primera. Y esperanzador está siendo el curso de un Pol Lozano indiscutible en el Girona. Canterano igual que alguno que puede subir este verano.

El Espanyol, en grupo, en el último entrenamiento de la temporada.
Ampliar
El Espanyol, en grupo, en el último entrenamiento de la temporada.GORKA LEIZADIARIO AS

Se avecina en el Espanyol un verano de metamorfosis, en función de cuya profundidad real podrá dar el salto al que aspira la próxima temporada. Pero nada será completo sin un último movimiento, que obedece a un estado mental: la competitividad. Solo sacando la mejor versión de cada futbolista, algo que no ha sucedido en este retorno a la Liga de la 2021-22 podrá el club alcanzar cotas mayores. Que empiece el Espanyol 2022-23.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?