NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

VALENCIA | ANÁLISIS

La voz de Murthy describe la mediocridad del Valencia de Lim

Los audios filtrados del presidente Anil Murthy confirman que el plan del Valencia pasa por volver a descabezar de referentes el vestuario blanquinegro.

Actualizado a
10/05/22 PARTIDO PRIMERA DIVISION
 VALENCIA CF - REAL BETIS 
 PALCO PRESIDENCIAL
 ANIL MURTHY
ALBERTO IRANZODIARIO AS

Los audios de Anil Murthy que está difundiendo Superdeporte desde la noche del domingo ponen voz a la mediocridad del proyecto de Lim y también desvelan síntomas de desapego respecto al trabajo de José Bordalás. En la primera remesa de sonidos hechos públicos por el diario valenciano, el presidente dejaba claro a los comensales con los que estuviera reunido, que los aficionados del Valencia pueden ir despidiéndose de Carlos Soler, seguramente también de José Luis Gayà, a quién si renueva con la que se avecina es para hacerle un monumento, y por supuesto de Guedes, aunque no lo nombre al portugués, porque Murthy dibuja un escenario con tintes apocalípticos en el que “vamos a cortar el equipo, no queda otra opción”. En verdad nada de lo que no se viniera informado, aunque con el plus de escucharlo del presidente.

Tal confesión de Murthy se produce en un contexto de aparente compadreo, en una comida con cinco empresarios que organizó el club el 27 de abril para captar asistentes a un evento solidario que se celebrará en Mestalla el 2 de junio. Pero a quién se lo dijo es lo de menos, problema interno de Murthy y su gente es quién le haya traicionado grabándole la conversación sin su autorización y filtrándola. Lo relevante para los aficionados del Valencia es quién, qué y también cómo lo dice.

Murthy, a pesar de que el Valencia por tercer año consecutivo estará fuera de Europa, en lugar de dar síntomas de querer cambiar algo, de anunciar inversión para revertir la trayectoria del equipo, lo que deja claro es que aquel futbolista con ambiciones tiene la puerta abierta, dejando previamente dinero en caja -con el añadido de amenazarle con subvencionar campañas para desprestigiarle si intentara irse gratis-, para así irse a otro club que cumpla con sus expectativas, porque si se queda en el Valencia... que se olvide de aspirar a nada.

El presidente habla de un “agujero” económico que impide tener una plantilla de “más de 70 millones”, con un déficit de salida de “50 millones” y con la necesidad de encontrar 100 millones de “cash”. Pero lo hace como si fuera una herencia recibida del más allá y no producto de la propia gestión de Lim, de sus decisiones que han debilitado la competitividad del equipo y ello se ha traducido en una reducción notable de la cifra de negocio del club.

“Esto viene de gastar por encima durante muchos años”, enumerando fichajes de futbolistas llegados al Valencia en la era del singapurense (Negredo, Abdenour, Guedes, Maxi Gómez y Cillessen), quejándose por llegar a tener un coste de plantilla de “165 millones” sin tener en cuenta que esa filosofía de negocio fue la que llevó al Valencia a clasificarse dos años para la Champions y alcanzar una semifinal de Europa League y un título de Copa del Rey y sin incluir en la ecuación del derrumbe competitivo la decisión de prescindir de Mateu Alemany y Marcelino García Toral, artífices de esos hitos deportivos que se traducían en aumento de ingresos por competiciones y patrocinios.

El Valencia en la temporada 2018/19, la última antes de que Lim prescindiera de Alemany y Marcelino, tuvo unos ingresos por competiciones de 66 millones de euros, aumento de 11 a 14 los ingresos por abonados y taquilla, de 65 a 78 en derechos de televisión y de 20 a 26 en patrocinadores y venta de productos oficiales. Dichas cifras, pandemia mediante, aunque también con una plantilla debilitada por ventas y sin competición europea que disputar (en cinco de los ocho años de Lim el Valencia ha estado fuera de Europa), los ingresos por competiciones se redujeron hasta los 2 millones en la 20/21 y los publicitarios y comerciales hasta los 18 millones. El Valencia vive en un porcentaje superior al 70% de su presupuesto de los derechos de televisión, que en la próxima revisión se verán reducidos por la clasificación en las últimas tres campañas: 9º, 13º y, a día de hoy, 11º.

Las reflexiones de Murthy sobre el rendimiento de Bordalás

Las palabras de Murthy también auguran un Valencia sin Bordalás. No lo dice abiertamente, aunque da argumentos que llevan a pensar que el rendimiento del equipo con el entrenador alicantino está lejos del esperado. En los audios se escucha decir a Murthy que "apostamos por él (Bordalás)", por eso "no vendimos a nadie (en verano, en referencia a Guedes y/o Maxi Gómez" y se fichó "jugadores que él quería".

Las valoraciones sobre el entrenador que se escuchan en los audios se produjeron pocos días después de la final de Sevilla, es decir, están hechas antes de que Bordalás dijera lo que viene diciendo últimamente en sala de prensa, por lo que en la valoración que se escuchan de Murthy no influyen las declaraciones del entrenador sino lo que le transmite al presidente el equipo, que deja frases como: “Jugamos contra el Betis (la final) y entramos con la mentalidad de que no somos tan buenos y de que el Betis es mejor”, “Bordalás no quiso mover el mercado sin fichar a Marcos André, un jugador que valía 4 y que subió a 9” o “le he dicho, my friend, hay una diferencia entre ser octavo y 13”. El Valencia cayó a la 11º posición tras en la última jornada tras sumar su octava consecutiva sin ganar.

El Valencia lleva semanas sondeando a entrenadores, algo que no es de extrañar a tenor de la opinión de Murthy sobre Bordalás. Inclusive en los audios queda constancia de una reflexión que a priori le habría hecho el presidente al capitán Gayà: My friend, sé que estás triste… pero Quique Sánchez Flores quiere volver”. Esta frase a Gayà viene a reflejar que el presidente siente que la figura de Bordalás también está desgastada entre los jugadores, de ahí que intente motivarles anunciándoles un relevo.

El Valencia, a una semana vista de que acabe oficialmente la temporada, todavía no se ha pronunciado al respecto de la continuidad de Bordalás, un entrenador que tiene un año más de contrato, aunque en el documento figura un plazo y una penalización que ronda los 700.000 euros para que cualquiera de las partes pueda desvincularse. El viernes hablará Bordalás, suyas quedan dos ruedas de prensa, y los audios de Murthy, que todavía quedan otros por salir, estarán en las preguntas.

Movilizaciones de cara al último partido en Mestalla

Los audios de Murthy salen a la luz en un contexto en el que en las redes sociales se gestan nuevas movilizaciones de protesta contra la gestión de Lim para el próximo fin de semana, coincidiendo con el último partido del Valencia en Mestalla. La plataforma LibertadVCF viene proponiendo desde el pasado viernes, cuando celebró su Junta Anual, que los aficionados blanquinegros renuncien a ocupar sus asientos en dicho encuentro, en el que el equipo ya no se juega nada, buscando el impacto de una imagen de Mestalla con las gradas vacías mientras juega el equipo, dándole la espalda no a los jugadores sino a los gestores.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?