INGLATERRA

Arteta y Conte se 'enganchan' por la polémica

El técnico español dijo que un "hermoso partido" había sido "destruido" por el árbitro y el italiano le instó a preocuparse más de su equipo porque "se queja mucho".

0
Arteta y Conte se 'enganchan' por la polémica.
PAUL CHILDS REUTERS

El Tottenham Hotspur Stadium fue testigo este jueves de un Derbi del Norte de Londres clave en la pelea por la Champions. Se esperaba un partido muy disputado marcado por detalles y lo fue, pero todos cayeron del lado local, sobre todo los arbitrales. En el minuto 20, Paul Tierney señaló un penalti sobre Son que se encargó de transformar Kane, y un cuarto de hora más tarde se terminaba el partido para Holding después de que el árbitro le mostrara dos amarillas en apenas 7 minutos.

Esto terminó por decantar el partido del lado de los 'Spurs', que terminaron endosándole tres goles a sus rivales gracias a sendos tantos de Kane, de nuevo, y Son, una de las parejas más letales de la Premier y de Europa. Así, los locales se quedan a un punto del cuarto puesto, ocupado por los 'gunners', que no pueden fallar en lo que queda de temporada para ir a Champions.

Tras el partido se vio a Arteta tremendamente enfadado. No tanto con sus jugadores, sino con la actuación arbitral. "No puedo hablar del arbitraje porque quiero estar en la línea de banda el lunes", dijo el técnico español tras el partido en referencia al crucial encuentro que jugarán contra el Newcastle. "No puedo mentir y si hablo me suspenderán, así que prefiero no hacerlo", explicó, señalando que "un hermoso partido" había sido "destruido".

"En seis meses lo he escuchado quejarse mucho"

Sus palabras no le gustaron a Antonio Conte, su homólogo en el banquillo 'Spur', que le contestó en rueda de prensa. "Mikel Arteta está haciendo muy buen trabajo, pero lo escuché quejarse mucho. Creo que debería estar más centrado en su equipo y no en quejarse. La tarjeta roja para mí fue clara, si queremos quejarnos podríamos hacerlo todos los partidos", recalcó el italiano. "Ese es mi consejo, si quiere seguirlo dependerá de él, no me importa. En seis meses lo he escuchado quejarse mucho, no es bueno", protestó.

Además, recordó el hecho de que este partido se aplazara en enero por petición del Arsenal. "Aplazaron el partido por COVID y solo tenían un jugador contagiado", señaló. "No lo he olvidado. Podría quejarme de jugar nuestro próximo partido a las 12 el domingo cuando el Arsenal jugará el lunes por la noche. Descansan más", concluyó el entrenador italiano.