NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

CHAMPIONS (SEMIFINALES, VUELTA) | R. MADRID - M. CITY

Ancelotti tiene un plan

El técnico italiano tiene los ejes de su plan: marcar primero, enganchar al público todo el partido, Casemiro es vital para dar equilibrio, desactivar a De Bruyne y Rodrigo...

MadridActualizado a

En realidad, no es una remontada al uso. Como dijo Florentino Pérez tras el alirón liguero del sábado en el Bernabéu, "la verdadera remontada fue la de Mánchester". Se pasó del 2-0 al 2-1, del 3-1 al 3-2 y del 4-2 al 4-3 final. Tres remontadas en una que han dejado la puerta de la final de París abierta para la tropa de Ancelotti: ganar por uno implica prórroga; por dos, el viaje a París.

Todos esos parámetros los maneja perfectamente el técnico italiano, que lleva dos días en Valdebebas mentalizando a sus hombres de la necesidad de jugar con corazón y con cabeza a partes iguales para superar a ese City de Guardiola que hasta la fecha ha mostrado pocas fisuras. Pero Ancelotti sabe que el factor ambiental ayudará mucho a los suyos, sobre todo al principio, y quiere que sus futbolistas mantengan enganchados al público. Se trata de marcar primero. Cierto que ante el PSG y el Chelsea el Madrid empezó cuesta arriba y aún así logró salir adelante. Pero ya se sabe que quien juega con fuego se quema y la consigna del italiano a sus hombres es aprovechar el tirón intimidatorio inicial del Bernabéu para ir a una presión alta de arranque que permita encontrar una rendija para batir a Ederson antes de que Courtois haga sus primeros guantes. Si marcas primero, el Bernabéu seguirá 'on fire' y eso amedrentará al City, que ya viene avisado por lo que sucedió a dos equipazos como PSG y Chelsea, a los que no valió de nada siquiera adelantarse en el electrónico.

Una vez que te adelantes en el marcador es más fácil manejar los tiempos y dosificar esfuerzos. El partido es largo y la presión del City en todas las líneas obligará a ese centro del campo versátil del Madrid (la vuelta de Casemiro es fundamental para no dejar libertad de acción a Rodri y para ayudar en la marca a De Bruyne), Kroos, Modric y Valverde a moverse como nunca para no perder el control de la pelota. Será en la última media hora cuando, dependiendo de cómo vaya el partido, Carletto tendrá dispuesta a su segunda unidad de asalto, con la energía joven de Rodrygo, Camavinga y Ceballos.

Lógicamente, hay directrices para dar mucho juego a Benzema y Vinicius, aunque el brasileño tendrá que soportar la marca de Cancelo, ausente en el Etihad por sanción y un baluarte para el sistema defensivo de los citizen. Atrás, Carvajal y Mendy deberán cerrar los espacios ante Zinchenko, Mahrez y Foden, mientras que Militao y Nacho deberán estar muy vivos ante Gabriel Jesus, que está en gran forma y ya marcó en la ida.

En cualquier caso, Carletto cree que el fútbol es un estado de ánimo y tras el alirón liguero su vestuario está eufórico. Estos días les repite a sus chicos "el miércoles remontamos seguro ante el City". París y la posibilidad de la 14 bien vale un último esfuerzo.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?