NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

REAL MADRID

Zidane, Vinicius y el móvil

Al técnico no le gustó la actitud del brasileño al saber que era suplente en el encuentro contra el City en el Etihad en octavos en el verano de 2020. Ahora con Ancelotti su rol ha cambiado: es una estrella.

Actualizado a
Vinicius, en el banquillo del Etihad Stadium, durante el Manchester City-Real Madrid de vuelta de octavos de final de la Champions en agosto de 2020.
JESUS ALVAREZ ORIHUELADIARIO AS

Sucedió hace casi dos años. El Madrid llegaba al Etihad para disputar el encuentro de vuelta de octavos ante el Manchester City. Llegaba con una fuerte desventaja: en el Bernabéu habían perdido 1-2, tras remontar los ingleses un gol inicial de Isco, y además, no podía contar con Sergio Ramos, que había sido expulsado a la vez que cometía un penalti sobre Gabriel Jesús. La tarea se palpaba seria y dura...

Por aquel entonces, era un hecho palpable que Vinicius (21 años) tenía más predicamento y más apoyo entre la afición del Madrid que por parte de Zidane, entonces entrenador blanco. El técnico francés no terminaba de apostar definitivamente por el joven jugador brasileño, que veía cómo en las últimas semanas había vuelto a desaparecer de los onces del marsellés. El regreso de Hazard influyó algo pero muy poco, dado que varios partidos antes del regreso del belga ya tenía claro Zizou que su tridente de ataque idóneo era el formado por Lucas-Benzema-Asensio. Y no hay que olvidar el famoso episodio del estadio del Gladbach en el que Benzema, brazo extensor de Zinedine en el campo, le confesó a Mendy (sin saber que los micrófonos estaban grabando) que estaba desesperado con las decisiones que estaba tomando Vini en el terreno de juego. Ahora su rol ha cambiado por completo. Ya es una estrella con Ancelotti.

El feeling entre Zidane y Vinicius acabó de enfriarse en aquella tarde del 7 de agosto, en la vuelta del partido. En aquella época, Hazard estaba en lo de siempre por culpa de sus continuos problemas físicos. Un día no, otro día tampoco... Como había que remontar un 1-2 del Bernabéu, Vinicius albergaba muchas esperanzas de ser titular y poder demostrar en un gran escaparate como la Champions y ante el City de Guardiola que ya estaba preparado para dar el salto a la élite del fútbol europeo.

Pero cuando un par de horas antes, como es costumbre, Zizou dijo a sus hombres el once titular elegido, Vinicius se vino abajo. Finalmente apostó por Hazard. El brasileño tuvo una reacción negativa, afectado por la frustración de la suplencia, y se puso a mirar el móvil en vez de estar concentrado en la charla de Zizou con los jugadores que iban a saltar al campo. Ese detalle no gustó al técnico, aunque no hubo palabras entre ellos. Eso sí, el peor Hazard del año no fue sustituido hasta el minuto 82 y Vini ni siquiera saltó a calentar. Se quedó inédito en el partido clave de la temporada...

Dos años después llega de nuevo al Etihad, pero con diferente rol. Ahora llega siendo titular indudable, formando pareja con Benzema. Será objeto de atención por parte de la zaga 'citizen', aunque su principal tarea será ayudar a Karim a lograr cuantos más goles mejor, como ya hizo ante el Chelsea, tanto en el partido de ida como en el de vuelta, en donde asistió al francés en dos de sus cuatro goles al vigente campeón de Europa...

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?