NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA
Club Atlético de Madrid, SAD
0
Red Bull Salzburgo
5
Finalizado

YOUTH LEAGUE | ATLÉTICO 0- SALZBURGO 5

Un miura arrasa al Atlético

El equipo de Torres no pudo con un poderosísismo Salzburgo, que aunó talento, físico y efectividad, con cinco goles en seis remates a puerta.

NyonActualizado a
Javi Serrano conduce el balón contra el Salzburgo.

El Atlético se topó con un gigante. El equipo rojiblanco no pudo con un Salzburgo que fue mejor de principio a fin y tuvo todo de cara, desde aprovechar cada oportunidad en el área hasta un penalti sacado de la manga, seguido de la lesión de Carlos Martín, la referencia en punta de Torres. Los austriacos se presentan de nuevo en una final contra el Benfica después de demostrar que talento, físico y fuerza tienen de sobra.

RESUMEN

ATLÉTICO: Iturbe; Sergio Díez, Ibra, Kostis, David Navarro (Óscar 46'), Corral (Vilan 46'); Javi Serrano (Ricoy 70'), Gismera (Valdera 70'), Pablo Barrios; Carlos Martín (Denia 34') y Salim.

SALZBURGO: Stejskal; Atiabou, Baidoo, Wallner, Ibertsberger (Halwachs 53'); Agyekum (Moswitzer 73'), Kameri (Zeteny 61'), Sahin (Berki 73'), Hofer (Pejazic 53'); Diakite y Simic.

GOLES: 0-1 (15'): Simic. 0-2 (28'): Simic, de penalti. 0-3 (44'): Kameri. 0-4 (67'): Sahin. 0-5 (89'): Diakite.

ÁRBITRO: Horatiu Fesnic (Rumanía). Amonestó a Ibertsberger (23'), Javi Serrano (28'), Hofer (36'), Sahin (60'), Halwachs (70') y Moswitzer (78').

ESTADIO: Centre Sportif de Colovray (Nyon). 3.000 espectadores.

Pronto se pudo ver que no iba a ser una tarde fácil para los rojiblancos. El físico intimidante de los austriacos se hacia notar en cada jugada, cada balón dividido, cada contra, cada zancada. Esa sensación tan frustrante para cada jugador del Atleti donde cada vez que pensaba que ya había superado a un rival, este tiraba una pierna atrás para acabar rebañando el esférico, con Agyekum como auténtico pulpo del centro del campo. Todo jugador del Salzburgo era la mejor representación del toro que luce su escudo.

De una recuperación en el medio salieron en tromba los austriacos, Kameri se marchó en banda y puso un centro preciso a un Simic que tiene pinta de delantero grande, esos que no fallan en el área. A partir de ese tanto se pudo ver al mejor Atleti, encontrando a sus piezas en el medio, enlazando pases, rompiendo con Sergio Diez y haciendo daño con la movilidad de Salim. Pero, en un penalti ridículo, con un mínimo acompañamiento con los brazos de Serrano a un Simic que se dejó caer a la piscina, acabó conllevando el 0-2 del punta, de nuevo certero, y la sentencia para el equipo de Torres.

El pivote repetía titularidad 47 horas después de haber entrado en el once de Simeone contra el Granada y pagó el agotamiento físico. Ese segundo gol fue un jarro de agua fría del que no se pudo levantar el equipo, que vio como Kameri se sacaba un golazo de la chistera con un disparo inapelable, ante los que solo se pueden aplaudir. Si el Salzburgo disparaba con artillería pesada, el Atlético lo hacía con balas de fogueo.

Movió Torres el banquillo en el descanso, con Óscar y Vilan entrando por David Navarro y Corral y variando el dibujo táctico. Pero, entre las múltiples virtudes del Salzburgo, está la de controlar el partido sin necesidad de que pase nada. El Atlético parecía que avanzaba en sus intentonas, pero solo hasta donde querían permitir los austriacos, con Baidoo y Wallner como barrera infranqueable en el centro de la zaga. Marcos Denia fue un islote y solo el talento individual de Salim pudo generar verdadero peligro.

Y si algo le faltaba al Salzburgo, también le acompañó la suerte en un disparo lejano que tras tocar en una pierna se desvió hasta el larguero y el gol de Sahin. Todavía habría tiempo para que Diakite certificase su gran trabajo arriba cabeceando un balón suelto y haciendo la manita en el sexto tiro a puerta de su equipo. El Salzburgo se las verá con el Benfica en la final como ya ocurrió en 2017. Por aquel entonces João Félix era la estrella portuguesa y ahora su hermano Hugo fue clave en la tanda contra la Juve, con el gran sueño de sumar el primer título para los lisboetas y ya de paso vengar al ahora jugador del Atlético.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?