NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

REAL VALLADOLID

Weissman siempre vuelve

El delantero hebreo llevaba cuatro jornadas sin marcar y volvió a celebrar un gol ante el Lugo. Lleva 14 dianas en Liga y una más en Copa. Tiene un promedio de 0,41 goles

ValladolidActualizado a
02/04/22 PARTIDO SEGUNDA DIVISION
 REAL VALLADOLID LUGO
 GOL 2-0 Weissman ALEGRIA
PHOTOGENICDIARIO AS

El gol entre ceja y ceja y siempre como objetivo, así es Shon Weissman. El hebreo llevaba semanas sin hacer gol y eso se le notaba en la tensión de cada partido. Ante el Lugo el Real Valladolid volvió a alcanzar la barrera de los cuatro goles como ya hiciera ante el Tenerife y el Amorebieta.

Fue precisamente ante el conjunto vasco y también en Zorrilla la última vez que Weissman había marcado, colaborando en la goleada en la que igual que ante el Lugo, también anotaron Sergio León (hat-trick) y Anuar.

Desde entonces los aficionados han tenido que esperar para ver la celebración del jugador israelita. En ese mencionado partido en Tenerife (1-4) Weissman no jugó aquejado de covid pero El Yamiq, Javi Sánchez, Plata y Luis Pérez se encargaron de los goles para firmar la contundente victoria. Tras esa victoria llegarían dos partidos de mal recuerdo.

En Oviedo Weissman no fue titular, pero sí tuvo minutos sustituyendo a Óscar Plano en el minuto 67, con el equipo en inferioridad numérica y ya con 2-0 en contra. Poco pudo hacer, más allá de ver como el partido se quedaba en tierras asturianas por 3-0.

Tampoco pudo brillar ante Las Palmas una semana después y eso que tuvo ocasiones muy claras que no acertó a convertir en gol, lo que extraña dada la efectividad que muestra en cuanto se ve cerca del portero rival. Ese partido también se fue al limbo y los canarios se llevaron la victoria 0-1 ante la decepción de la grada y del propio Weissman que no pudo marcar.

El choque de Alcorcón tampoco fue propicio para los goles de Shon Weissman, aunque Mesa y Monchu pusieron la calidad para lograr una victoria sin lustre... pero balsámica. La ansiedad del gol se notaba ya en el delantero que necesita ver puerta de forma asidua.

Cuatro partidos por tanto sin marcar, un mes sin celebrar con la típica pose de brazos abiertos y la frase '¿qué pasa?' que ya se ha hecho famosa entre los aficionados blanquivioleta y que ya han visto esta campaña 14 veces en Liga y una más en la Copa del Rey. Esa celebración volvió en el choque ante el Lugo para sellar el 2-0 y llevar la tranquilidad a la grada de Zorrilla que ha conectado con el delantero tanto como Weissman ha somatizado los colores de su equipo.

El Lugo ya sabía lo que era recibir un gol de Weissman ya que en la primera vuelta hizo el primer gol del 0-2 final, aunque aquel partido fue algo más amargo ya que Sagués Oscoz expulsó al delantero pocos minutos después de marcar.

En el partido en Zorrilla pudo aumentar su cuenta con el penalti que señaló González Esteban en los minutos finales, segundo a favor del Real Valladolid en toda la temporada, pero Pacheta ya había refrescado el equipo y fue Sergio León el que marcó para sumar siete en su cuenta personal. Por suerte esta vez no hubo problemas con el lanzador ya que ni Weissman ni Roque Mesa estaban ya en el campo y Sergio León mostró seguridad en el lanzamiento.

Las cifras de Weissman y el promedio de goles (0,41por partido) hablan de que restando ocho encuentros la cifra final del hebreo puede acercarse a los 20 tantos.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?