VALENCIA

Bordalás sigue a la espera y el club estrecha el cerco a Cömert

El central podría llegar en las próximas horas, una decisión, como todas las de fichajes en los últimos días, de la que el técnico alicantino se desmarca. El acuerdo entre clubes es un hecho.

0
Eray Comert, ante Sorloth, actual delantero de la Real Sociedad.
UMIT BEKTAS

"En las fechas en las que estamos todavía no ha llegado ningún jugador y han salido dos o tres. Este equipo necesita ayuda. Si no nos reforzamos nos va a costar competir. Vamos muy justos, con muchos problemas". La reflexión es de Bordalás, técnico del Valencia, quien hace meses (concretamente desde que Paulista recayó por primera de vez de su lesión) lleva reclamando la incorporación de un central para primeros de enero, como contó AS el 9 de diciembre.

Sin embargo, a 23 de enero, con sólo una semana de mercado por delante, no ha llegado nadie. No sólo eso sino que ha perdido a Wass, por diversas circunstancias, desde que se conoció el interés del Atlético por ficharle. No ha llegado tampoco un mediocentro y se le ha caído el más utilizado. Aún así, el Valencia ha hecho dos partidos aceptables ante dos de los grandes, Sevilla y Atlético, en las dos últimas jornadas.

Todo ello podría estar motivado por las circunstancias del mercado pero lo cierto es que, una vez que Bordalás se apartó de primera línea en el asunto de los fichajes, el club ha realizado varios movimientos realmente contradictorios, al menos de puertas para afuera.

El central de consenso debía reunir las siguientes características: cedido sin coste, por un lado; y fuerte, con poderío aéreo y, sobre todo, que conociera LaLiga para que el rendimiento fuera inmediato. Sin embargo, lo que el club tiene ahora más cerca es el fichaje del suizo Eray Cömert. Ni sería cedido, ni gratis y de ninguna manera conoce LaLiga española. Podría ser un central con futuro y una oportunidad de mercado pero cuando llegue alguien debería reconocer que el tiro ha cambiado. De hecho, el central suizo, si nada se tuerce, sería el primero de los fichajes. Algunas fuentes aseguran que el acuerdo entre clubes es un hecho y el suizo llegará en las próximas horas a Valencia para pasar el reconocimiento médico.

A todo esto, Bordalás sigue enrocado en que el club debe decidir en materia de fichajes y él está apartado de ese tema. Ni Cömert, ni MIngueza, ni Unai Núñez... Él dejó claro hace semanas que se desmarcaba de todo tipo de decisiones sobre refuerzos o ventas (como la de Wass). Mientras, desde el club se hacen movimientos de cara a limar asperezas con el entrenador. Hace más de una semana se contactó con el agente de Aridane para horas después descartar su fichaje. Y en los últimos días también ha habido llamadas por Bryan Gil, un nombre que puso encima de la mesa el alicantino hace semanas. El andaluz, por cierto, jugó cinco minutos contra el Chelsea cuando no jugaba en Premier desde el día de Año Nuevo. El Tottenhan aún no ha dado el OK a su salida. La cuenta atrás está en marcha, Bordalás sigue a la espera.