REAL MADRID

Luka Modric se gana seguir

El croata corona un momento excelso de forma con su 18º título como madridista y el premio al mejor jugador de la final de la Supercopa. "Está en condición de volver a ganar el Balón de Oro"

0
Luka Modric posa con el trofeo de campeón de la Supercopa de España que conquistó el Real Madrid.
Pablo Garcia RFEF

Cualquiera diría que Luka Modric es una de esas apuestas de juventud del Real Madrid (que tantos réditos comienzan a darle al club blanco) que, casi diez años después de su fichaje, está alcanzando su plenitud futbolística. Lo extraordinario del croata no es su momento, sino el rendimiento sostenido que mantiene temporada tras temporada, en las diez que lleva ya defendiendo la camiseta madridista. A sus 36 años, la llama de Modric parece no apagarse. Y nadie quiere que se apague: ni el madridismo, ni el propio jugador, ni su presidente. Después de la final, Florentino Pérez volvía a postularle como mejor jugador del mundo: "Modric está en condición de volver a ganar el Balón de Oro", decía el presidente del Real Madrid tras la final contra el Athletic.

Modric se ha dado en la Supercopa un baño de masas. Es uno de los veteranos de la plantilla. El tercer capitán del equipo, por detrás de Marcelo y Benzema. Es uno de los jugadores más queridos por la afición. Ha sido uno de los futbolistas más aclamados por el público saudí durante la estancia del Madrid en Riad. Recaba elogios de sus compañeros y su entrenador; su presidente está encantado de tenerle ("Es el mejor del mundo en su puesto", decía Florentino, en un elogio que hizo extensible a Courtois) y hasta Luis Enrique querría tenerle en su equipo. El seleccionador, jurado unipersonal del premio al mejor jugador del partido, le eligió como el MVP de la final.

Con los 36 años y 129 días con los que jugó la final, Modric se ha convertido esta Supercopa en el noveno futbolista más veterano en disputar un partido con el Real Madrid, superando en longevidad futbolística a Chendo y Miguel Muñoz. Marcó su primer gol esta temporada, que no llegó antes porque ha estrellado dos disparos seguidos en la madera (contra Valencia y Getafe), y levantó su 18º título como jugador del Real Madrid: cuatro Copas de Europa, cuatro Mundiales de Clubes, tres Supercopas de Europa, dos Ligas, una Copa del Rey y esta, su cuarta Supercopa de España, precisamente el primer trofeo que levantó, en agosto de 2012, como jugador blanco.

Estadísticas avanzadas de Luka Modric.

Estadísticas avanzadas de Luka Modric.

Su actuación en la final hizo aflorar el debate sobre su renovación. Modric ha entrado en esa fase de renovar temporada a temporada. Lo hizo la campaña pasada, cuando prolongó su contrato hasta junio de 2022. Y su continuidad hasta 2023 no va a presentar obstáculos por su parte: "Seguro que vamos a hacer lo que pensamos que es lo mejor para los dos. No tardamos ni dos minutos para llegar a un acuerdo. No estoy pensando ahora mismo en eso. Se sabe mi deseo, espero que el club también", decía convencido tras la final. Camino de otro año en la cumbre.