LEGANÉS

Lazar: "¿Subir? Si no eres ambicioso, mejor que te quedes en casa"

Lazar Randjelovic (Leskovac, 24 años) ha pasado de fichaje veraniego desconocido, a máximo artillero e ídolo de la grada pepinera. Insiste en soñar en grande con el trabajo como fórmula.

0
“¿Subir? Si no eres ambicioso, mejor que te quedes en casa”
EDUARDO CANDEL DIARIO AS

Cuando el Leganés fichó en verano a Lazar Randjelovic (Leskovac, Serbia, 24 años), nadie al sur de la capital sabía quién era este serbio que, procedente del Olympiacos, llegó con el límite del mercado a punto de cerrarse. "El Leganés me llamó esa tarde y no me lo pensé, dije que sí. Sólo tenía miedo de que no se cerrase", admite en un inglés excelente al que quiere asemejar un español incipiente. Ahora se ha convertido en ídolo pepinero por su rendimiento (cinco goles, máximo artillero blanquiazul), pero también por una personalidad ambiciosa y currante. Mezcla que marida a la perfección con la esencia pepinera y que le hace repetir que el objetivo es el playoff porque hay plantilla para ello.

"Si no eres ambicioso, mejor que te quedes en casa y no vengas a entrenar", repite. Es una forma de vida que lleva también a su situación particular. "En el fútbol no vale de nada quejarte. Todos tarde o temprano tenemos nuestra oportunidad. Tienes que trabajar para aprovecharla. Si te quejas, pero luego no la aprovechas, no vale de nada", cuenta.

Confiesa que le gustaría quedarse en Leganés (tiene una opción de compra de 1,8 millones), pero que no depende de él. "Respeto mucho a Olympiakos", cuenta del club al que pertenece. Un respeto que también muestra por los aficionados. "No comprendo esos jugadores que se sienten por encima del hincha. Somos iguales. Sin ellos, no somos nadie", comenta sincero. Normal que en Butarque sea ya ídolo blanquiazul.

¿Qué tal se encuentra? En el último partido de Liga completó uno de sus mejores encuentros en España…

La verdad es que estoy genial. Desde que llegué a España me siento fenomenal. Éste es un país que adora el fútbol. La mentalidad es diferente. Y desde el primer día sigo igual, feliz. Pero ahora más todavía, porque estoy dando un buen rendimiento y el equipo está mejorando. Estoy contento… pero no del todo. Porque sé que podemos hacerlo mejor, mucho mejor. Pero vamos paso a paso.

Cuando llegó a España, ¿creía que rendiría tan bien?

Con la cesión del Olympiakos, claro que esperaba que iba a jugar. Porque vine aquí para jugar… pero claro… nunca se sabe si vas a jugar mejor o peor… La verdad es que me he adaptado rápido, pero es algo que me pasó ya en Olympiakos.

Pues los clubes son diferentes…

Pero es que soy así… también cuando llegué a Atenas lo hice en apenas semanas. Es cosa de mi personalidad. Quizá porque me gusta ser siempre optimista, me gusta estar con mis compañeros… Aquí también, aunque no hablo buen español… Pero me gusta hacer piña con el grupo.

Pues en Leganés le está saliendo de lujo… por ahora es el máximo goleador del equipo con cinco goles…

Mira, te soy sincero… eso sí que no me lo esperaba… No se me da mal los goles, pero vamos, que mi especialidad es otra cosa. Asistencias, ayudar a los compañeros… y en eso creo que puedo hacerlo mejor.

Chico… qué obsesión con hacerlo mejor…

(Risas) Sí, claro… es que para mí lo más importante es el equipo. Y en eso tenemos que mejorar todos. ¿Qué más da que marque goles si el equipo no mejora?

¿Y en qué puede mejorar?

Pues creo que todavía puedo rendir mejor en todas las facetas. En ataque y en defensa. Aunque si te soy sincero, para mí lo más importante es que estoy muy feliz aquí. Y seré más feliz si conseguimos clasificarnos para playoff, siendo sinceros…

Lo de quejarse cuando no juegas… ¿de qué te vale? ¡De nada! Si te quejas, pero no aprovechas tu momento, pierdes credibilidad.

Lazar Randjelovic, jugador del Leganés.

¿Se puede?

Soy un firme convencido de que este equipo puede dar un salto y buscar su objetivo, que es jugar los playoff de ascenso. Con esta plantilla… Luego vete a saber lo que pasa porque esto es fútbol, pero estamos jugando bien. Sólo nos ha faltado algo de suerte. Hay calidad, seguro que nos clasificamos para el play-off. La plantilla se lo merece y este club se lo merece. Este club merece estar en Primera.

En el Leganés hay algo de debate entre los que dicen que se debe pensar en la salvación y los que dicen que el objetivo es el playoff…

Para mí el objetivo son los playoff. Si te fijas, no hay tanta diferencia de puntos entre nosotros y los equipos que sí están peleando por esos puestos. En esta Liga, ya me dijeron que aquí las diferencias no significan nada, especialmente en el arranque de temporada. Que puedes estar abajo y escalar. Y por mi experiencia, creo que es así…

Pues sí que es optimista…

¡Claro! Si ganas dos, tres partidos seguidos, o los pierdes, no te engaño, eso te cambia todo. Si continuamos, si ganamos los próximos partidos y enganchamos una buena racha, se puede intentar. Claro que hace falta algo más que una buena racha para pensar en los playoff, pero mira… quedan muchos partidos.

Casi toda la segunda vuelta…

Eso es muy buena noticia para nosotros. Quizá no para el resto de equipos que pelean por los playoff porque nos queda margen para mejorar y eso no les gustará… Tenemos margen de mejorar y más oportunidades para crecer.

La Segunda División, ¿es más complicada de lo que pensaba?

Sí… te soy sincero. Vine sabiendo que era una buena Liga, pero no me pensé que sería tan dura. Desde el primer partido me di cuenta. Todo va mucho más rápido, intenso… y la gente me dice que en realidad entre Primera y Segunda División tampoco hay tanta diferencia en ese aspecto…

¿De verdad?

A ver… que aquí no he jugado en Primera. Ojalá dentro de poco (Risas), pero lo que me dicen los compañeros es que la Segunda División tiene, sobre todo, más físico. Que hay que correr más, pelear más… Que la Primera la diferencia se nota en la calidad…

Contra la Real Sociedad, en Copa, pudo testarlo.

Pues mira en este partido, a ver sí… perdimos… aunque también tuvimos la ocasión de empatar… pero bueno… es fútbol. Pero en este partido jugamos muy bien y yo tuve la sensación de que nos dejaban más espacios. Que en Segunda División no te dan esa opción, porque todos los equipos se cierran, corren más… es más complejo…

Así que después de jugar contra la Real usted sintió que puede jugar en Primera…

Sí, yo creo que podría hacerlo. Pero toda la plantilla del Leganés creo que no desentonaría en cualquier plantilla de Primera División. Pero es que esto es fútbol, repito… Y a veces hace falta algo más. Llámalo suerte, llámalo lo que quieras…

Mire el inicio de temporada del Leganés.

¡Exacto! Pero bueno… desde que llegó el nuevo entrenador estamos jugando mejor. Y repito, nuestro objetivo es jugar los playoff. Podemos hacerlo.

Le noto obsesionado con lo de los playoff… ambición no le falta…

¿Te extraña? Es que se puede conseguir, de verdad… Mira, el año pasado el Rayo Vallecano no estaba bien, y al final se metió en los playoff, jugó un gran playoff y ahora está en Primera…

"¿Que soy ídolo en Butarque? El sentimiento es recíproco. No me gustan los jugadores que se empeñan en demostrar que están por encima de los aficionados. Sin ellos no somos nadie"

Lazar Randjelovic, jugador del Leganés.

Se confirma lo de su ambición...

Es que si no eres ambicioso con este equipo… Tienes que intentarlo. Tienes que pelear por tus objetivos. Si no luchas por ellos, si no te dejas la vida por ellos, mejor que te quedes en casa y no vengas a entrenar. Y este objetivo no es imposible. Créeme que lo veo razonable…

¿Le gustaría que el Leganés ejerciera la opción de compra que tiene por usted?

Tengo contrato con Olympiakos, pero estoy centrado en el Leganés. Quiero luchar por el Leganés. No sé qué pasará. No está en mi mano, no es mi decisión.

Pero, ¿le gustaría quedarse incluso con el equipo en Segunda?

Claro que sí, ¿por qué no? Pero en todo esto Olympiakos tiene mucho que decir, es parte importante de todo esto y no quiero sonar irrespetuoso. Pero no me desagradaría porque el club es excelente, la gente me trata genial, me gusta España… ¿Por qué no?

Curioso que no le importe jugar en la Segunda española pese a venir de un club importante en Europa como Olympiakos…

Olympiakos es probablemente el equipo más grande de Grecia y juegan la Champions casi todas las ediciones… pero la temporada pasada fue dura para mí y yo tenía que salir a algún destino a jugar allí… Y claro… yo cuando era pequeño quería jugar o en Inglaterra o en España. Y cuando tuve la llamada del Leganés… no lo dudé…

Amor a primera vista…

Eso es. Mira que tenía otras ofertas, pero me llamaron a la tarde el último día del mercado y le dije a mis agentes: “Quiero jugar en el Leganés. Me da igual todo lo demás. Arreglarlo”. Y lo conseguimos, aunque teníamos algo de miedo, porque no quedaba mucho tiempo para que se cerrarse el mercado…

Randjelovic, durante su entrevista con AS.

¿Qué sabía del Leganés?

No demasiado, no te engaño. Pero sí sabía que había estado en Primera y para mí, aunque estuviera en Segunda, era fichar por un club con expectativas de Primera. La pregunta es cuándo regresará el equipo a la élite… pero regresará, seguro…

En el mercado invernal le han fichado competencia y de la buena con Rober Ibáñez…

Sí, ¿y? Además, Rober parece un gran tipo. Al menos es la sensación que me ha dado desde el primer día. Que tenga alguien que me apriete es mejor para mí. Puedo dar más. Es mejor para todos, no me importa en absoluto.

Ya le pasó con Naim, que le quitó el puesto y en lugar de protestar, trató de aprovechar sus oportunidades…

Me gusta el carácter de Nafti. Es un tío muy abierto. Eso hace que le respetemos… Y te digo, da igual que no juegues. Le sigues respetando. No le tienes miedo.

Lazar Randjelovic, jugador del Leganés.

Pero es que en el fútbol, lo de quejarse y lamentarse… ¿de qué te vale? ¡No sirve de nada! Tú lo que tienes que hacer es jugar bien. Que sí, que a veces si no juegas, te jode y no te sientes bien… Pero todo el mundo, tarde o temprano, tiene su oportunidad y la puedes aprovechar. Si te quejas, pero no aprovechas tu momento, pierdes credibilidad. Lo único que se puede hacer en este deporte es trabajar y con trabajo, Dios te da recompensa.

¿Qué quería decir en su último gol? Lo celebró señalándose el escudo.

Era una muestra de gratitud. Quería demostrarle a todo el mundo que estoy feliz. Que les agradezco cómo me han aceptado aquí y que quiero darlo todo por este escudo. El año pasado lo pasé mal, así que esta oportunidad, desde el primer día, significa mucho para mí…

En Butarque y entre su afición ha caído usted de pie…

Pero es que es recíproco. A mí también me encanta la afición del Leganés. Me encanta cuando están aquí y nos apoyan, vayamos bien o mal… Lo hemos visto en los últimos partidos, con viento, lluvia… en pleno invierno… ¡y ahí están! Es maravilloso.

Cuanto respeto…

Es que sin los aficionados los futbolistas no somos nadie. No me gustan los jugadores que se empeñan en demostrar que están por encima de los aficionados. Somos iguales… No somos más importante que ellos… Además, Butarque es un estadio que me gusta.

¿Por?

Porque están las gradas muy cerca del campo. Se nota la presión… y eso me gusta. Me encanta la presión, el apoyo, tenerlos ahí… ufff… me sube la adrenalina…

A usted le ayuda sus esfuerzos por hablar español…

Algo sé decir… pero no me pidas ahora que te diga nada en español, por favor…

¿Está yendo a clases?

Ahora no. Contraté un profesor privado para los primeros meses y ahora ya quiero aprender sólo. Le pido a la gente del vestuario que me hable sólo en español. Me da igual si no les entiendo… ya les entenderé… Me pasó algo parecido con el inglés… yo no estudié inglés y mira, haciendo entrevistas en inglés…

Lo de los serbios con los idiomas es la leche…

Seguro que al final de temporada, o si me quedo el año que viene, hablaré ya español sin problemas. Además, que no me parece tan difícil (Risas).

Con Nafti, ¿en qué habla? ¿Hablan mucho?

Hablo en inglés. Me gusta su carácter. Desde que llegamos, somos un equipo más luchador, que pelea más… Corremos más, apretamos más… los entrenamientos son ahora muy buenos. Todos tiene muy buena relación con todos. En un tío muy abierto con todo el mundo. Lo dice todo como lo piensa…

Honesto, vaya…

Eso hace que le respetemos… Y te digo, da igual que no juegues. Le sigues respetando. No le tienes miedo, sino respeto. Eso hace que, si no juegas, aprietes más para jugar los próximos partidos. No te dejas llevar por la desidia.

¿Es una comparativa con Garitano?

No, no… que va. Yo con Asier no tuve ningún problema. Sólo digo que ahora nos sentimos mejor y estamos rindiendo mejor. Eso se ve en el campo. Insisto: con la ayuda de Dios, jugaremos los playoff y jugaremos en Primera.

¿También se necesitará la ayuda del mercado invernal? ¿Hacen falta fichajes?

A ver… yo no me dedico a esto. Pero lo que sí te digo es que con este grupo, se pueden hacer grandes cosas. ¿Qué mejoramos? Bienvenido sea, como te dije con Rober… Pero estoy seguro de que vamos a dar grandes cosas después de este parón…

Para acabar, ¿aún se pregunta cómo no le pitaron penalti a favor en Girona?

Pues mira… hay de todo… hay días que el arbitraje es magnífico y otros en los que hay errores… pero es normal. Yo sigo creyendo que aquello fue penalti, pero fue su decisión. No pitó y en ese momento, a pasar página. Si te quejas, no te vale de nada. Los árbitros, de verdad, no creo que sean malos. Sólo espero que, si pasa otro penalti igual, esta vez sí nos lo piten.