BARCELONA

Morata, una firma y ya es culé

Fuentes de la negociación han asegurado a AS que la operación está "cerrada en un 95%" y que sólo faltan "unos flecos insignificantes" para anunciar el fichaje del delantero español.

Barcelona
0

Álvaro Morata será jugador del FC Barcelona esta semana. Según han explicado a AS fuentes muy cercanas a la negociación, la operación está ya "cerrada en un 95%", faltando únicamente "unos flecos insignificantes" para cerrar el fichaje del internacional español al FC Barcelona. De hecho, ya se ha llegado a un acuerdo total con la Juventus para la cesión del jugador estos próximos seis meses, así como un pacto con el Atlético de Madrid para ejecutar una futura opción de compra, teniendo en cuenta que el equipo colchonero ha de pagar 40 millones de euros al club blaugrana por Antoine Griezmann.

Así pues, Morata está a la espera que su agente, Juanma López, le confirme el cierre de la operación para viajar a Barcelona, pasar la revisión médica, firmar su nuevo contrato con el FC Barcelona, que le podría unir un mínimo de 18 meses con el club, y ser presentado como nuevo jugador, poniéndose ya a las órdenes de Xavi, en principio, después del partido del miércoles de Copa ante el Linares.

De hecho, Xavi confía en poder contar ya con Morata para el partido de la Supercopa contra el Real Madrid el próximo 12 de enero. Aunque, el técnico blaugrana también es consciente que antes de poder contar con el delantero español, el club tendrá que liberar fichas y masa salarial en la plantilla para darle un encaje al 'fair play' financiero. Además, no sólo estamos hablando de una inscripción, sino que este enero se podrían producir un total de cinco altas en el primer equipo, ya que aparte de Morata, también están en la rampa de salida, Dani Alves y Ferran Torres, a los que hay que sumar los dos jugadores del filial, Gavi y Nico, que tendrán ficha del primer equipo en los próximos días.

Esta situación obliga al director de fútbol, Mateu Alemany, a arremangarse a partir de ahora como nunca, ya que tiene sólo un mes por delante para quitar lastre en la actual plantilla, con Umtiti y Coutinho, dos de los jugadores con las fichas más altas de la plantilla, como principales objetivos.

Xavi considera a Morata (29 años) como uno de los mejores atacantes del mundo, valorando además su polivalencia, capacidad de trabajo y experiencia. De ahí, que su incorporación se haya considerado prioritaria para dar un impulso definitivo al equipo de cara a conseguir algún título esta temporada.

La llegada del exjugador del Real Madrid no implica el descarte del noruego Erling Haaland, aunque en el club son conscientes de la inmensa dificultad que presenta este fichaje. Los principales afectados por la llegada de Morata serán, por una parte, Luuk de Jong, que marchará este enero, y más adelante, el holandés Memphis Depay, que será traspasado en verano, ya que el ex del Lyon firmó sólo por dos temporadas, por lo que si continuara se podría marchar gratis a partir del 1 de julio del 2023, una opción que en el club no se contempla en ningún caso.