SELECCIÓN FEMENINA

Jorge Vilda: "Tenemos jugadoras parecidas a Xavi e Iniesta"

Con un año de retraso por la COVID, la Eurocopa aguarda a La Roja en 2022. El seleccionador analiza en AS lo que puede ser la cita y brinda por un año prometedor para el fútbol femenino.

0

Jorge Vilda (Madrid, 1981) es el seleccionador femenino español. Después de dos experiencias en la Eurocopa 2017 y en el Mundial 2019 afronta con ilusión un año en el que la Euro marca el calendario. España irá con toda la ilusión por hacer algo grande.

En julio hay Eurocopa

Se han generado unas expectativas muy altas y ha sido por el buen hacer de las jugadoras, no por otra cosa. Nosotros, a pesar de los buenos números, seguimos siendo aspirantes. Hay otros equipos que son favoritos. El favoritismo se lo dejaría a ellos. Nosotros somos aspirantes.

¿La gran favorita?

Es complicado decir una, pero Inglaterra como anfitriona seguro que irá a por todas. Francia cada día es más equipo, ya no son tantas individualidades. Tiene jugadoras muy diferenciales. Alemania es la selección que más Eurocopas ha ganado. Suecia viene de ser subcampeona olímpica. Sin olvidarnos de Noruega ni de Dinamarca, que tiene una jugadora que puede ganar un partido ella sola. Creo que va a ser un torneo igualado.

¿Alemania será el gran rival a batir en el grupo?

Sí, están viviendo una transición. Ganaron seis Eurocopas seguidas y ahora están en un momento de cambio. Pero su seleccionadora sabe lo que tiene en sus manos y estoy seguro de que nos lo van a poner difícil en la fase de grupos.

¿Cuál es el objetivo de España?

Prepararnos muy bien y llegar lo más lejos posible. No nos ponemos una meta. Tenemos que aislarnos de todo eso y lograr mostrar al mundo el equipo que somos.

¿Hablan de la Euro?

Sí, sí, se habla de ello. De la Euro, del Mundial e incluso de nuestro gran sueño que es disputar los Juegos Olímpicos. Pero al final la mayor presión nos la ponemos nosotros…

Habrá pocas convocatorias de aquí a verano…

Queda la lista de febrero para el torneo amistoso de Inglaterra, la de abril para otro amistoso y el oficial ante Escocia y ya la definitiva. No queda nada. Cada día es más complicado. Las jugadoras cada vez dan mayor nivel y son pequeños detalles los que deciden.

¿Hay alguna parcela del campo con más dudas? ¿Podría ser en la delantera?

Hay jugadoras en todas las demarcaciones que pueden sembrar dudas. En la portería estamos bien cubiertos, también en la defensa y en el centro del campo. En la delantera no nos fijamos solo en si marcan goles, sino en cómo ayudan en las demás facetas. Nos gusta presionar alto y eso tiene una exigencia muy grande.

Hace un tiempo Nahikari o Lucía García eran indispensables y ahora no lo parecen…

Cada vez la competencia es mayor. Los pequeños detalles marcan si estar o no. Es muy buena noticia que haya jóvenes que entren así de fuerte. Llegan a la Selección y son ellas mismas. No se muestran tímidas, dicen aquí estoy yo.

El Mundial está a la vuelta de la esquina, en 2023. ¿Va a ser bueno que sea tan seguido?

Cuando salió la noticia de que se aplazaba un año la Euro por COVID fue un bajón, la verdad. Queríamos competir ya. Pero positivizándolo y con perspectiva pensamos que hemos tenido un año para prepararnos mejor. Llegamos en mejor posición, así lo creo.

Usted llegó en 2015, han cambiado mucho las cosas. ¿Cómo se ven ahora?

Hay muchas expectativas, no solo en España, fuera de nuestras fronteras también. Es un orgullo que reconozcan todo nuestro trabajo, no solo con la absoluta, sino también con las categorías inferiores. Hay una estructura muy bien formada desde la Sub-15 y funciona.

Algo similar pasó en la masculina…

Me encantaría que se repitiera eso mismo. Veo cierta similitud, además lo viví en la RFEF. Cuando la Sub-17 y la Sub-19 de los Xavi, Piqué, Iniesta y Busquets llegaron a la absoluta y tocaron la cima.

¿Quiénes serían esas Xavi o Iniesta entre las chicas?

Tenemos centrocampistas que se parecen muchísimo a ellos. Tienen esa calidad, pero sobre todo me quedo con que tienen algo que ellos también han tenido: la humildad. Sigues hablando con Xavi o con Iniesta y, después de haberlo ganado todo, son personas muy normales, muy cercanas.

Alexia Putellas acaba de ganar el Balón de Oro, ¿Qué supone esto?

Un impacto brutal no solo para el fútbol femenino español, sino para el mundo entero. Fue algo mágico, tuve la suerte de vivirlo en primera persona. El día después estábamos de paseo antes de medirnos a Escocia y muchas chicas se acercaban a celebrarlo. Se bajaban de los coches para felicitarla. Fue muy emocionante.

¿Habrá más Alexias?

El perfil de jugadora española ha irrumpido de repente en estas listas. Han estado muchas y no podía haber más esta vez. Pero vendrán más jugadoras jóvenes.

¿Cómo es Alexia? La conoce desde bien pequeña…

Desde los 14 años. Su forma de ser siempre la ha llevado a querer mejorar y jugar para el grupo. Y lo que más destaco es lo que le ha gustado el fútbol. Es una enferma del fútbol, está 24 horas pensando en fútbol. Al principio, cuando venía todo esto, pensaba que tanto halago podía debilitarla. No ha sido así.

¿Qué le parece el Real Madrid, una vez ya asentada su sección de fútbol femenino?

Ha conseguido un pase histórico en la Champions y eso ya es un éxito. El proyecto está muy bien trazado. Han apostado por un núcleo duro de jugadoras españolas que van a crear vestuario, como ya se ha visto.

¿El caso Damaris cómo lo vivió?

Como seleccionador, quiero lo mejor para el equipo y para las jugadoras. Para nosotros la selección Sub-23 es muy importante, y jugadoras que a veces suben a la absoluta tienen que volver a bajar. Somos nosotros los que decidimos.

¿Qué le pide a 2022?

Que nos respeten las lesiones, que sigamos con ilusión y que lleguemos bien a la Euro. Y que la gente nos siga.