VILLARREAL 1-BARCELONA 3

Aprobados y suspensos del Barça: Memphis se viste de Messi

Una jugada espectacular del delantero holandés, con regates, driblings y caño en el remate final sirvió para encarrilar la victoria. Antes había fallado dos ocasiones clarísimas.

0

Ter Stegen: Otro gran partido del meta alemán que parece haber recuperado sus mejores prestaciones bajo los palos. Realizó grandes intervenciones, sobre todo una, a un remate a bocajarro que detuvo con el cuerpo. En el gol de Chukwuele no pudo hacer nada. Está siendo decisivo.

Eric Garcia: Su peor partido como blaugrana. Es cierto que jugó como lateral derecho y que Abde no le ofreció ayudas en la banda, pero eso no quita que cometiera errores imperdonables, como una cesión fatal atrás que estuvo a punto de aprovechar el Villarreal. Muy mal también en la salida de balón, teóricamente su punto fuerte. Un partido para olvidar el suyo.

Araújo: Superlativo. El uruguayo es tan bueno que le dio tiempo a ayudar a su compañero Eric a cubrir la banda derecha, viendo los problemas del canterano. Todo lo que hace el central tiene sentido. Se ha convertido en el gran líder atrás. Estuvo cerca de aprovechar una jugada extraña, donde regresaba al campo tras haber sido atendido y recibió un pase largo de Ter Stegen.

Piqué: Sacó el pundonor y el orgullo para salir airoso del partido. Además acabó renqueante de su rodilla. Pero el central catalán aguantó como un jabato. Las gradas y sobre todo Unai le reclamó unas manos dentro del área, que el VAR no concedió, aunque hay que reconocer que tocó el balón con la mano cuando estaba en el suelo, siendo la jugada muy discutible.

Alba: Tuvo que retirarse renqueante del campo. En los setenta minutos que estuvo en el campo completó un buen partido, aunque sin prodigarse en el ataque, ya que tenía que resguardar su espalda para vigilar al siempre peligroso Yeremi Pino. De hecho, en una acción de disputa de balón en la primera parte ya acabó tocado y jugando bastante cojo. Al final pidió el cambio.

Sergio Busquets: En los primeros compases del partido recibió un pisotón de Parejo que le condicionó buena parte del encuentro. En todo caso, sin ser un dominio tan aplastante como en otras ocasiones, supo poner criterio y orden en el juego. La intensa presión del Villarreal le impidió sentirse cómodo.

Nico: Partido muy errático del canterano. Se movió en tierra de nadie, sin poder desplegar sus virtudes y cometiendo muchos fallos en el juego combinativo. Fue sustituido en el minuto 80 por Coutinho.

Frenkie: Sigue ofreciendo talento y calidad a dentelladas, pero todavía sin la continuidad que necesita el equipo. Derroche de facultades el suyo, pero en muchas ocasiones sin traducirse en nada positivo. En esta ocasión, al menos, consiguió abrir el marcador tras una jugada confusa que el VAR tuvo que delimitar por milímetros que Memphis no estaba en fuera de juego.

Abde: Sus primeros veinte minutos fueron simplemente estratosféricos, encarando y superando constantemente a su marcador, partiendo siempre desde la banda derecha. Luego perdió protagonismo y además no supo ponerse el mono de trabajo en tareas defensivas, dejando a Eric vendido en la banda derecha. Un cabezazo suyo se acabó estrellando en el poste tras una gran intervención de Rulli.

Memphis: Capaz de cometer errores de párvulo en ataque como de sacarse de la chistera una acción genial que acabó refrendando en gol. Falló tres goles cantados, alguno de esos que se repiten en los programas de humor, pero luego quiso desquitarse de tanta banalidad, con un golazo soberbio, aprovechando un error de Estupiñán en el despeje, superando a Albiol, regateando a Rulli y con una frialdad increíble marcar el gol pasando el balón entre las piernas de Estupiñán.

Gavi: Este chaval es un portento. Todo lo que hace es con una intensidad máxima y siempre con la mejor de las actitudes y con ganas de ayudar al equipo en todo momento. El joven sevillano sigue sumando minutos y demostrando virtudes de todo un veterano. Ahora mismo es titular indiscutible en el once de Xavi. Estuvo cerca de estrenar su cuenta goleadora, pero finalmente el poste repelió el balón.

CAMBIOS:

Dembélé: Estuvo más preocupado en defender su banda que en atacar. Generoso en el esfuerzo. La mejor noticia es que jugó su segundo partido consecutivo sin resentirse en los isquios.

Mingueza: La verdad es que Xavi no se lo puso fácil, ya que le colocó como lateral izquierdo para frenar a Chukwuele. Hizo lo que pudo, pero lo cierto es que lo pasó canutas. En en gol del Villarreal llegó tarde al cruce.

Coutinho: Parece que el brasileño está empezando a leer entre líneas el mensaje. Se puso el mono de trabajo en los quince minutos que estuvo en el campo, provocó un penalti y lo marcó, cerrando definitivamente el encuentro.