UEFA YOUTH LEAGUE

El Sheriff atenaza al Juvenil

Los canteranos blancos sufrieron de lo lindo en la Youth League para ganar 0-1 en la fría Tiraspol. Bruno Iglesias derribó la barricada local en el minuto 75...

0
El Sheriff atenaza al Juvenil
JAVIER GANDUL

Si el Real Madrid, como club y como equipo profesional, necesitaba algún indicio más de que el Sheriff es incluso más peligroso en Tiraspol, la prueba la tiene en el Juvenil blanco. Los chavales de La Fábrica sufrieron un colapso productivo en su viaje a Transnistria para la penúltima jornada de esta UEFA Youth League. Ni la enorme capacidad de Peter Federico y Óscar Aranda, bajados del Castilla para la ocasión, le sirvió al equipo de Hernán Pérez para asaltar la barricada del conjunto transnistrio durante 75 minutos, hasta que Bruno Iglesias logró imponer la lógica. Salvando las evidentes y palpables distancias, un aviso a Ancelotti y los suyos.

Es cierto que el Juvenil del Sheriff poco se parece al equipo de los mayores. El de los chavales está plagado de promesas autóctonas de un fútbol de poco nivel, mientras que el Sheriff que ganó el Bernabéu es todo lo contrario, una plantilla hecha de jugadores de países como Perú, Luxemburgo, Ghana y Uzbekistán. No se notó. Al Juvenil blanco, como en Valdebebas en el anterior partido, le costó descifrar el modo de acabar con la resistencia del Sheriff.

En la primera mitad, fue Peter Federico, uno de los canteranos más en forma de toda La Fábrica, el que movió el cadenaje. Cosió a regates y caracoleos a su marcador (Covali) y obligó a Dumenco a hacer la mejor parada del partido. Pero los minutos se iban consumiendo sin ver algo de luz más allá del atacante de origen dominicano, con Obrador y Ferrán en problemas para proyectar su juego como laterales largos.

Un poste y un mal presagio

Nervios que empezaron a brotar cuando ni siquiera Aranda marcó un gol que parecía en su mano. El atacante granadino cargó y ejecutó en el minuto 72 un derechazo más seco que el día vivido en Tiraspol, pero lo repelió el exterior del poste izquierdo del portero pistolero. Parecía un mal presagio, que por suerte para Hernán Pérez y sus chicos, que veían peligrar seriamente la clasificación, no se cumplió porque apareció un futbolista llamado a ser muy grande. Bruno Iglesias sí aprovechó la suya apenas tres minutos y provocó un alivio generalizado en la expedición blanca. El Juvenil se jugará pasar como primero de grupo en la última jornada contra el Inter protegido por el Alfredo Di Stéfano. Un susto y una advertencia para los mayores esta noche en la Champions, que finalmente quedó en nada.