INTERNACIONAL

La Superliga aprueba la tesis de la UE, pero sin monopolio UEFA

Se pone a disposición del Parlamento Europeo, pero recuerda que el Tribunal de Luxemburgo debe pronunciarse sobre la posición de dominio de la organización que preside Ceferin.

0
La Superliga aprueba la tesis de la UE, pero sin monopolio UEFA

La Superliga Europea apoya la tesis del Parlamento Europeo sobre "un modelo deportivo europeo que integre los principios de solidaridad, sostenibilidad, inclusión, competición abierta, mérito deportivo y equidad"pero se ratifica en que la UEFA opera como un monopolio. "Hay una cuestión esencial que, sin embargo, no ha sido abordada por el Parlamento Europeo en el día de hoy. Se trata de la necesidad de garantizar que todos los actores que participen en el sector del deporte de la Unión Europea respeten sus valores fundamentales y marco jurídico, sometiéndose a la jurisdicción de sus Juzgados y Tribunales - en particular en materia de Derecho de la competencia. En ningún ámbito de actividad de la Unión Europea serían permisibles actuaciones como las de la UEFA -con sede en Suiza, fuera de la Unión-, que actúa en régimen de monopolio como único regulador y organizador de competiciones europeas, bloqueando cualesquiera iniciativas de terceros que compitan con su monopolio".

Para Anas Laghrari y John Hahn, promotores de la Superliga Europea, "el deporte europeo, y el fútbol en particular, necesita protección urgente ante los abusos que vienen siendo cometidos por una serie de actores ajenos a la Unión Europea, que persiguen intereses no relacionados con el deporte y utilizan clubes de fútbol como plataforma para sus propios intereses, incumpliendo el fair play financiero y dañando la sostenibilidad del fútbol tradicional". "El principal objetivo de la Superliga es precisamente proteger el fútbol europeo frente a dichos abusos, asegurando el cumplimiento estricto del fair play financiero, garantizando la sostenibilidad financiera de los clubes y estableciendo un sistema de gobierno transparente y eficaz para los clubes, y no en beneficio de terceros ajenos a la Unión Europea, sean o no Estados, que utilizan el fútbol para otros fines."

El Tribunal de Luxemburgo tendrá que decidir, ya el año que viene, sobre la cuestión prejudicial planteada desde España y en la que se le pide que se pronuncie sobre si la UEFA goza de una posición de dominio, algo que rechazan las leyes europeas de la competencia que impiden cualquier tipo de monopolio en cualquier actividad.

Al respecto, la Superliga incide en su convencimiento de que "los tribunales europeos y, en particular, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, protegerán la aplicación de la normativa de la Unión, regulación que la Superliga respeta plenamente, y celebramos que el Parlamento Europeo haya decidido también en su sesión de hoy centrar su atención en proteger la sostenibilidad del fútbol en la Unión, actualmente amenazada, lo que siempre ha sido el objetivo central de la Superliga". "Estamos a disposición del Parlamento Europeo y de las instituciones de la Unión Europea para trabajar juntos en la consecución de dichos objetivos. Asimismo, seguimos a disposición de los distintos actores del fútbol para entablar un diálogo constructivo con el fin de abordar las cuestiones mencionadas y encontrar las mejores soluciones para el fútbol europeo en su conjunto."