GRUPO E | BARCELONA - BENFICA

Memphis, desafío Champions

El holandés aún no ha marcado en cuatro partidos en Europa. En LaLiga sí está respondiendo. Ya ha marcado siete goles que han significado siete puntos. Los partidos grandes le engullieron hasta ahora.

0
Memphis, desafío Champions
AFP7 vía Europa Press AFP7 vía Europa Press

Después de clasificar a Países Bajos para el Mundial y resolver el partido contra el Espanyol provocando el penalti que él mismo convirtió, Memphis Depay tiene un tercer reto en menos de una semana: la Champions. Si en la Liga su rendimiento está siendo óptimo (siete goles que han significado siete puntos), al holandés se le ha atragantado la Champions hasta el momento. No ha marcado ningún gol en los cuatro partidos anteriores y, de hecho, ha creado muy pocas opciones.

Cortísimo como está de delanteros, Memphis es de las pocas esperanzas de gol del Barça con vistas al partido ante el Benfica. No se puede negar que el holandés está dando la cara. Ha jugado ya 2.145 minutos en lo que va de temporada (solo se ha perdido 15' en todo el curso) y se pelea por todo el frente de ataque. Eso sí, los partidos grandes le han engullido. Se le vio poquísimo en el Wanda ante el Atlético y decepcionó en el Clásico, pese a que tenía una buena oportunidad con la presencia de Ansu para abrirle espacios y la ausencia de Carvajal en los blancos. Los días de Champions también han sido oscuros. Contra el Bayern casi no tuvo opciones de gol y ante el Benfica estuvo tan negado como Luuk de Jong. Ni siquiera ante el Dinamo de Kiev consiguió hacer gol. De hecho, y en el colmo de la mala fortuna, impidió un gol cantado en Kiev después de un cabezazo de Nico que se colaba y que el holandés desvió de manera involuntaria.

El partido ante el Benfica no sólo es importante para el Barça a nivel institucional, de prestigio deportivo, o para su maltrecha economía. También lo es para los jugadores, que tienen en la Champions su mayor escaparate hacia el mundo y corren el riesgo de verse fuera a las primeras de cambio si los portugueses sorprenden en la Ciudad Condal. Es un día grande y para Memphis, a quien se supone escoltarán Gavi por un lado y Dest o Coutinho en el otro dependiendo de la evolución del estadounidense y de la idea de partido de Xavi, la oportunidad de reivindicar que tiene el talento suficiente para ser uno de los líderes del Barça.