NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

VALENCIA

Hugo Guillamón se gana la renovación fijándose en Busquets

El Valencia ofrecerá a Guillamón, que acaba contra en 2023, una oferta de renovación tras su buen rendimiento como pivote a las órdenes de Bordalás. cada partido gana en influencia.

Actualizado a
Fernando Giner y Salvador Gomar entregan a Hugo Guillamón una camiseta con el dorsal 815, que es el número que ocupa el valenciano en internacionales por España.
David GonzalezDIARIO AS

El día que Hugo Guillamón escriba sus memorias hablará de José Bordalás. El alicantino le ha cambiado de posición y también la vida. De central a pivote; de pieza prescindible a referente por renovar. Guillamón, un central fijo en las inferiores de España pero sin protagonismo y con dudas por su físico para serlo en el Valencia, ha encontrado su lugar para élite con Bordalás y en siete partidos de pivote se ha ganado que el club le presente en próximas fechas una oferta de renovación al alza en salario y cláusula.

Hugo Guillamón no jugó nada con Marcelino, poco con Celades (5 partidos) y algo más con Gracia (23 partidos). Pero no ha sido hasta la aparición en su vida de Bordalás y su reconversión a pivote cuando el club se ha percatado que su contrato acaba en 2023.

Bordalás, que no le veía de central, aunque fuera en esa posición como se convirtió en el internacional por España 815 de la historia de la Selección (en el amistoso del ‘covid’ contra Lituania), le probó de pivote durante la pretemporada y ahí se ha hecho fuerte el canterano ché.

Guillamón ha ido creciendo en esa posición. Todo sea dicho comenzó con el pie torcido, con una expulsión contra el Getafe al minuto de empezar la Liga. Pero aún así, partido de sanción contra el Granada al margen, Bordalás continuó confiando en él.

Ampliar
BESOCCER

En los otros seis partidos disputados, Guillamón ha registrado los siguientes datos: 23 recuperaciones, 62duelos ganados, 30 pases largos y 89% de acierto en los pases. Guillamón, en la línea medular, compensa su físico con su calidad con las dos piernas y cada partido que juega, gana en posicionamiento táctico e influencia en las transiciones del equipo.

Ahí tiene un espejo en el que se fija y quiere mirarse: Sergio Busquets, un futbolista sin el físico de otros centrocampistas pero con una inteligencia táctica que le hace estar en el top mundial. Este domingo se enfrentarán en el Camp Nou.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?