UNIONISTAS - DEPORTIVO

Rayco espera al Deportivo

Unionistas recibe al imbatido Deportivo con el liderato en juego. El exblanquiazul Rayco y Quiles, tres goles cada uno, las principales amenazas.

0
El autobús del Deportivo, justo en el momento de partir de Abegondo hacia Salamanca.
RCD

El Reina Sofía se prepara para vivir este domingo (12:00 horas) un partido grande. Cruzan sus caminos primero contra segundo con el liderato en juego. El Deportivo, con pleno de puntos, defiende la cima de la clasificación frente a un Unionistas que tan solo ha cedido un empate. La inmaculada trayectoria de los blanquiazules, diez goles a favor y ninguno en contra, se pone a prueba ante los salmantinos que, desde la modestia y el trabajo bien hecho, han convertido el sobrenombre de equipo revelación en rutina. El reto para los locales será derribar al imbatido Depor, un equipo al que ya eliminaron de Copa del Rey hace dos años, pero al que no lograron vencer en liga. Empate en Riazor (0-0) y derrota en casa (0-1) la pasada temporada.

Al margen del siempre comentado factor ‘césped artificial’, la principal amenaza para el líder es un viejo conocido: Rayco. El canario, que la pasada campaña estaba en el filial blanquiazul, saltó al primer equipo en el mercado invernal, pero la marcha de Rubén de la Barrera le obligó a emigrar. Su destino ha sido Unionistas, con el que ya lleva tres goles y será la gran preocupación del seguro Mackay. En el bando visitante la efectividad se llama Quiles, que ha marcado en tres de las cuatro jornadas. Dani Mori podría repetir once, mientras que Borja Jiménez, que ha ocultado cartas toda la semana, sigue a vueltas con el lateral derecho. La lesión del juvenil Trilli ha provocado que el técnico haya utilizado a cuatro jugadores en cuatro partidos y este domingo podría llegar el quinto: Lapeña.

Unionistas y Deportivo son dos equipos muy distintos, casi diametralmente opuestos por historia y presupuesto. Lo que comparten ambos es la fidelidad de sus respectivas aficiones. El club salmantino es el vivo ejemplo del fútbol popular, de la demostración que pueden existir otros modelos al margen de los petrodólares. Sus casi 3.000 socios son a la vez dueños y los apasionados seguidores. Esa misma devoción, con proporciones distintas, se vive en A Coruña. Más de 17.000 abonados, una cifra que supera a muchos equipos de Primera, y algunos no muy lejanos. El equipo tuvo apoyo desde la grada en Tudela, casi un centenar de seguidores le acompañaron a Calahorra y este domingo habrá en las gradas del Rena Sofía unos 600 coruñeses. Liderato en juego y ambientazo asegurado. Qué más se puede pedir.