LEGANÉS

Javi Hernández sube el nivel

El defensa del Leganés dispara su rendimiento ofensivo pese a que lo persigue el sambenito de ser más central que lateral. Ningún pepinero regatea con tanto éxito como él

0
Javi Hernández sube el nivel
AFP7 Europa Press

Javier Hernández es un caso particular de fichaje en el Leganés. Aterrizó en Butarque en 2020 con las maletas sin deshacer. Su destino debería haber sido el Cartagena tras una incorporación por la que el club pagó 500.000 euros por el 50% de sus derechos desde el Real Madrid. Pero las incertidumbres en el lateral izquierdo (Jonathan Silva amagó con una salida al Getafe que tardó un año en concretarse) le amarraron al sur de la capital para transformarlo en un intocable. También en una sorpresa constante.

Porque en su momento no sólo logró hacerse con el puesto del lateral zurdo cuando partía como tercero en la posición (Silva y Lasure parecían por delante), sino que acabó alternando el costado con el eje de la zaga con una normalidad llamativa. De central es pitbull implacable y en el costado, un taladro constante pese a que sobre su currículum pesa el sambenito de ser un jugador de corte defensivo.

Un ariete ofensivo

La realidad es tozuda y desmiente esa percepción. Dicen sus estadísticas y estilo de juego que es un recurso atacante habitual. Sorprendente. Sirva como ejemplo que, en lo que llevamos de temporada, ningún jugador del Leganés tiene una relación mayor entre regates intentados (10) y conseguidos (8).

Un 80% de éxito en esta tarea que lo convierte en el pepinero con mejor dribing de la plantilla en lo que a la relación de estos tres parámetros. Pocos aficionados acertarían a situarle como el regateador más eficaz de la plantilla. A ello hay que unir su elevado porcentaje de acierto en pases (84%), el séptimo de toda la plantilla o que sea, de toda Segunda División, el tercer jugador que más pases da en campo contrario (177).

Ese constante habitar en territorio enemigo sin descuidar las espaldas lo ha convertido en un fijo para Asier Garitano. Javi Hernández es el único jugador de la plantilla que ha competido en las seis jornadas de Liga lo que, traducido en minutos, lo transforma en el jugador de la plantilla blanquiazul que más ha competido sobre el césped, con 530 minutos, 82 más que el siguiente futbolista de campo de la lista, el también lateral (derecho en su caso) Sergi Palencia.

La polivalencia como virtud

La marcha definitiva de Silva debería empotrar a Javi ya con carácter regular en el costado zurdo de la defensa del Leganés, pero su polivalencia invita a pensar que continuará alternando el eje de la zaga con la banda en un ir y venir que aumenta la riqueza táctica de la pizarra de Garitano.

El de Bergara gusta de variar del 4-2-3-1 al 5-3-2 precisamente por tener bajo su mando a jugadores polivalente como este jerezano. Unai Bustinza es otro ejemplo de este tipo de perfil que tanto gusta al técnico vasco, aunque en el caso del capitán pepinero, lo ejerce con una tendencia más defensiva que ofensiva, lo contrario que un Javi Hernández transformado en el regateador oculto del Leganés.