REAL ZARAGOZA

Alierta negocia con Ander y César su entrada en el accionariado del Zaragoza

La operación está encaminada, aunque todavía quedan aspectos legales por definir. Aportarían tres millones de euros y tendrían competencia directa sobre las direcciones deportiva y general.

Zaragoza
0
Ander Herrera.
EFE

El Real Zaragoza ha vuelto a entrar en unos días decisivos para la llegada de nuevos accionistas o de un cambio total de propiedad. Y así mientras la familia Alierta, poseedora del 50,56% de los títulos, se encuentra sopesando, eso sí, sin mucho entusiasmo, la oferta de compra que Spain Football Capital le hizo llegar este domingo, el vicepresidente y consejero Fernando Sáinz de Varanda, sobrino de César Alierta, está negociando a toda máquina un acuerdo con Ander Herrera y César Sánchez para su entrada, lo antes posible, en el accionariado de la sociedad anónima deportiva con poderes ejecutivos muy relevantes.

La negociación está bien encaminada, pero no hasta el punto de poder concretarse en unos días. Y es que todavía hay varios aspectos legales que definir entre los letrados de las dos partes, así como cuestiones relativas a la propia gestión de la sociedad anónima deportiva. A grandes rasgos, Ander Herrera y César Sánchez aportarían un capital de tres millones de euros, quizá algo más, que pretenden que en gran parte vaya destinado a reforzar el equipo en el mercado invernal, y tendrían competencia directa sobre las direcciones deportiva y general. Es decir, que nombrarían a estos dos cargos de máxima relevancia en el organigrama del Real Zaragoza. Y el que estaría en la gestión del día a día sería César, ex portero del Real Zaragoza (2005-08), ya que Ander Herrera, con contrato con el PSG hasta 2024, va a estar, lógicamente, concentrado en su carrera futbolística hasta su retirada, que, como siempre ha expresado, le encantaría que fuese tras apurar su último fútbol en La Romareda.

Éste es el tercer intento en dos años de Ander por entrar en el accionariado del Real Zaragoza. En los dos primeros, también hubo conversaciones con el vicepresidente Sáinz de Varanda, pero desde la familia Alierta nunca se llegó a considerar seriamente esta posibilidad y el trato se hizo imposible. Ahora todo ha cambiado y ambas partes quieren cerrar la negociación antes del mes de noviembre. Inicialmente, Ander y César pretendían entrar en el accionariado del primer club aragonés junto a un fondo de inversión internacional, vinculado al fondo CVC, que es el que ha firmado un acuerdo de 50 años con LaLiga, pero esa operación se acabó cayendo este verano a última hora por un conflicto de competencias, y ahora se encuentran negociando a título individual.

Ander, de 32 años, siempre ha manifestado públicamente su deseo de entrar en el accionariado del Real Zaragoza y, sin ir más lejos, declaró lo siguiente el pasado 22 de junio: “Yo no me descarto nunca en formar parte del Real Zaragoza. Jamás lo he ocultado. Me gustaría dedicarme a mi club cuando me retire. No sé qué opciones hay ahora, no sólo depende de mí, la situación del club es muy difícil, pero Ander Herrera siempre va a estar ahí para intentar echar una mano. A mí me gustaría formar parte de mi club desde ya, pero las cosas no son fáciles. Yo siempre voy a estar ahí para ayudar. Ya lo he intentado y por unas cosas u otras no se pudo dar, pero me haría muchísima ilusión”.

Paralelamente y después de dos meses de silencio, Spain Football Capital, la sociedad que controlan el abogado barcelonés Kiko Domínguez y el empresario asturiano Carlos Álvarez del Campo, le hizo llegar el pasado domingo a otro de los sobrinos de César Alierta, el también consejero del Real Zaragoza Juan Uguet, una oferta de compra -cuya cifra no ha trascendido- por la totalidad de las acciones del ex presidente de Telefónica, sin incluir un plazo límite de respuesta. Un portavoz de la familia Alierta confirmó ayer a AS la recepción de la mencionada propuesta, pero sin realizar ninguna valoración más al respecto. El accionista mayoritario se encuentra ahora comprobando la existencia de los fondos que respaldarían a esta propuesta de compra de Spain Football Capital, aunque desde hace un mes y medio su intención, según ha podido saber este diario, es dar entrada en el accionariado a Ander Herrera y César Sánchez.