LEGANÉS

El Leganés recupera artillería pesada ante la crisis

Garitano podrá contar de golpe a Arnáiz, Bárcenas, Gaku y Omeruo contra el Amorebieta. El primero, que ha vuelto a entrenar tras su positivo COVID, dependerá de su estado físico.

0
El Leganés recupera artillería pesada ante la crisis
JESUS ALVAREZ ORIHUELA DIARIO AS

Asier Garitano, entrenador del Leganés, recupera (a priori) a buena parte de sus recursos ofensivos para el partido que el próximo sábado medirá a los pepineros y al Amorebieta en Butarque (18:15). José Arnáiz, positivo COVID en la previa del duelo ante el Eibar de hace dos jornadas, ya es negativo y desde este fin de semana se ha ejercitado en la Instalación Deportiva Butarque. A su retorno se unen los de Bárcenas, Gaku y Omeruo. Los internacionales blanquiazules ya estarán al 100% a las órdenes del técnico de Bergara para este duelo, el tercero consecutivo contra un recién ascendido que el Leganés asume en su estadio en este inicio de curso.

La gran duda está en saber si Javier Avilés podrá llegar a tiempo a este partido. Lo tiene complicado. El extremo canterano causó baja de última hora frente al Eibar y su retorno no tiene fecha prevista. En Butarque prefieren ser prudentes. A ello se une una reciente paternidad que lo ha tenido alejado del campo de entrenamiento. Lo normal es que frente al Amorebieta no pueda jugar.

Pendientes del físico de Arnáiz

Arnáiz sí que debería estar. Lo dice la lógica. Sobre el papel, el extremo talaverano, uno de los más destacados en este inicio oscuro de temporada, podría estar disponible, aunque en Butarque prefieren ser cautelosos. Es decir, confirman que ya se entrena (lo hace desde el pasado viernes en solitario), pero no se sabe si estará al 100% después de haber estado una semana sin poder ejercitarse más allá del plan personalizado que ejecutó en su casa. Garitano ya admitió en sala de prensa que Arnáiz es jugador al que le cuestan las altas cargas de entrenamiento que impone el preparador en las sesiones diarias. De ahí la incógnita sobre su puesta a punto.

Menos interrogantes despiertan Bárcenas, Omeruo y Gaku, aunque el primero retornó de sus compromisos internacionales con Panamá después de haber sufrido alguna sobrecarga en el primero de estos dos partidos. Aún así, los tres ya se ejercitaron en la Instalación Deportiva Butarque este fin de semana, al margen del resto de sus compañeros, que contaron con descanso tanto sábado, como domingo antes de retornar hoy al trabajo para afrontar el duelo ante el Amorebieta.

La vuelta de los extremos

El retorno de los tres es importante. Los tres venían de jugarlo casi todo antes de hacer las maletas rumbo a sus países. Bárcenas, bien como extremo derecho o diestro en un equipo que frente a Eibar o Sporting sólo contó con un extremo nato: Lazar Randjelovic. Naim (filial) y Sabin Merino (reconvertido) no entran en esta categoría. De ahí que la vuelta de Arnáiz y Bárcenas, ambos hombres de banda y ataque, sea tan importante.

En el centro está por ver si Gaku recupera los galones en la medular y en detrimento de quién lo hace, después de que Pardo se haya asentado en su retorno y que Perea sea un perfil de jugador diferente. Más físico y defensivo que le nipón. Omeruo también podría retornar directamente al eje de la zaga pese a que la dupla Tarín-Bruno se ha mostrado sólida en estos dos partidos en los que los goles en contra han llegado más por desatinos individuales que por fallos colectivos.