ATLÉTICO DE MADRID

Lodi presenta candidatura

La entrada del brasileño contra el Espanyol dio mordiente desde el lateral del equipo rojiblanco, sirvió para mejorar a Carrasco y aumentar la línea de presión.

0
Renan Lodi celebra el gol de Carrasco al Espanyol.
ALBERT GEA REUTERS

El Atlético consiguió dar un giro completo a su trayectoria la temporada pasada cuando, a parir de un cambio de sistema, múltiples piezas comenzaron a encajar y se empezó a ver la mejor versión de futbolistas como Trippier, Hermoso, Llorente o Lemar. Simeone instauró una línea de tres centrales, con la prueba de fuego en Pamplona como se puede comprobar en el documental 'Otra forma de entender la vida', donde se vio un gran Atlético y una formación con la que se consiguió crecer hasta levantar el título de Liga.

Uno de los damnificados de la variación táctica fue un Lodi que, si en su primera temporada había sido muy importante en el lateral, en la segunda pasó a tener un papel secundario ya que ese puesto quedaba desterrado y no se le llegaba a ver cómodo participando como carrilero. Eso sí, fue un recurso importante cuando los partidos se encontraban atascados y se necesitaba la victoria, recuperando la defensa de cuatro y logrando un gol fundamental para remontar a Osasuna en la penúltima jornada liguera.

Y ante el Espanyol, volvió a aparecer ese Lodi que da muchas soluciones al equipo con metros por delante y que permite al equipo estirarse en ataque, subir líneas en la presión y tener más profundidad por la banda izquierda, librando de tanto trabajo defensivo a un Carrasco que vivió mucho más cómodo desde la salida del brasileño tras el descanso y que marcó el primer gol en una jugada elaborada con el propio Lodi y asistió a Lemar en el definitivo conseguido en el minuto 99. El francés y Kondogbia fueron las otras dos sustituciones que llevó a cabo Simeone al final de unos malos 45 primeros minutos y que dieron la vuelta al resultado y a la imagen del equipo aumentando notablemente sus prestaciones.

Con la entrada de Lodi, el Atlético recuperó una zaga de cuatro, con Savic y Felipe como centrales y Llorente de lateral derecho. Un sistema que fue el habitual para el Cholo durante todos sus años en el club hasta el pasado y que puede ser un recurso más constante para potenciar todas las armas ofensivas sobre el campo y acercar más al área a un Carrasco que es determinante. Lodi no paró de subir por su costado, doblarle para liberar al belga, como llegó el primer tanto rojiblanco, y mostrarse con desmarques a la espalda del lateral rival para los envíos de Kondogbia y un João Félix con el que se entiende de maravilla. El portugués vio su gran movimiento como en aquel gol contra Osasuna, aunque en esta ocasión Lodi prefirió centrar antes que intentar definir la jugada y su balón tenso estuvo muy cerca de encontrar a Cunha en boca de gol.

Sólo cuatro centrales y Savic sancionado en Champions

Lodi sabe que parte con desventaja y que sus minutos nacerán según pueda aprovechar las oportunidades que está teniendo en las segundas mitades. Pero también es cierto que la seguridad defensiva colchonera ha empezado a menor nivel, Hermoso y Savic todavía no han encontrado su versión de la temporada pasada y Oblak ha encajado cuatro goles en las cuatro primeras jornadas, dejando la portería a cero únicamente contra el Elche.

Simeone cuenta con cuatro centrales en toda la plantilla, con Kondogbia en la recámara, y Savic está sancionado para las cuatro primeras jornadas de la Champions. Pero también está la opción de volver en cualquier momento a una zaga de cuatro con Lodi cubriendo el lateral izquierdo, principalmente en partidos donde el Atlético domine y busque el gol con asiduidad. El brasileño quiere ser importante y buscará aumentar la competencia interna y dificultar aún más los onces a su técnico y ante el Espanyol dio un primer paso para poder contar cada vez más en la retaguardia colchonera. Ese es el camino para Lodi.