DEPORTIVO

Borja Jiménez iguala con el Depor su mejor arranque liguero

El técnico sólo había empezado con tres victorias consecutivas su año en el Rápido. El ascenso con el Mirandés lo inició con un triunfo en las tres primeras jornadas.

0
Borja Jiménez en un partido con el Deportivo.
Jesus Sancho (Sanchofoto) Diario as

La seguridad de Mackay, la sobriedad de Lapeña y Bergantiños, la magia de Quiles... después de tres semanas de competición son muchos los nombres que brillan en el Deportivo dentro del terreno de juego. Pero de la cal hacia afuera hay otro, el que los dirige, que también debe llevarse su cuota de protagonismo. Porque Borja Jiménez está respondiendo a las expectativas despertadas por su currículum cuando llegó a A Coruña y acompaña su buen hacer con resultados. Tanto, que el técnico ha igualado ya su mejor arranque de temporada con tres victorias consecutivas, algo que sólo había logrado en una ocasión.

A pesar de su juventud, 36 años, el entrenador está iniciando su sexta temporada entre la antigua Segunda B y la actual Primera RFEF. Cinco equipos en los que, como en el Depor, también empezó con fuerza, pero en los que sólo con el Rápido de Bouzas logró lo que está haciendo ahora el conjunto blanquiazul. Tres triunfos ante Guijuelo, Pontevedra y Gimnástica Segoviana para prender la mecha de una temporada histórica que todavía recuerdan en el club vigués.

Cinco partidos tardó en ganar con el Valladolid Promesas y en el Izarra sumó empate y derrota después de empezar con dos victorias consecutivas. En los años de sus ascensos, con Mirandés y Cartagena, arrancó en ambos casos con una sola victoria en tres partidos. Aunque al conjunto murciano llegó con la competición en marcha.

Su récord de cuatro victorias seguidas, a tiro ante el Badajoz

Borja Jiménez prefiere ser cauto a pesar del fulgurante inicio del Deportivo y ya piensa en el partido del próximo sábado contra el Badajoz. En esa cita tendrá la oportunidad de firmar su mejor arranque de temporada, pero también de igualar otra marca personal. Porque su récord de victorias consecutivas en Segunda B está en cuatro. Y es además una racha que firmó hasta en tres ocasiones, con Valladolid Promesas, Rápido y Mirandés. Su próximo objetivo, repetir con el Depor e incluso superarlo para no bajar el ritmo.