BURGOS CF

Diego Martínez: "El Burgos estaría en concurso si no hubiese ascendido"

El gerente del Burgos C.F. admite que la deuda del club es de diez millones, pero que es totalmente asumible y ve al club blanquinegro con mucho futuro.

0
Diego Martínez, gerente del club, repasó la actualidad del Burgos.
AS

El nuevo gerente del Burgos C.F., Diego Martínez, ha desvelado en la Cadena SER, las dificultades que el club ha debido salvar en su regreso al fútbol profesional. El primer escollo fue lograr la inscripción del club en la LFP, tras ponerse al corriente de todos los pagos. Diego Martínez asegura que “tras la auditoría realizada la situación era peligrosa ya que la deuda contabilizada es de diez millones de euros. Si el equipo no hubiera ascendido, ahora mismo estaría en concurso de acreedores. Llegaron los empresarios locales y aportaron lo suficiente para pagar lo que se debía y poder arrancar. Incluso nos ha costado llevar a cabo las obras de remodelación porque había deudas con los proveedores, pero una parte importante de esa deuda es con los actuales consejeros por lo que no es exigible a corto plazo”.

Martínez, a pesar de esa circunstancia, es optimista de cara al futuro: “Ahora la situación es diferente, este es un proyecto con mucha ilusión y con mucho por hacer, tenemos grandes proyectos y yo le auguro un buen futuro. En los ingresos de televisión somos de los cuatro que menos recibimos, pero en otros aspectos como los abonados estaremos en el top 10. Además nos quedan otras partidas importantes como los patrocinios, más abonados y taquillas cuando las podamos hacer. Burgos es una capital de provincia que puede generar mucho más”.

En cuanto al presupuesto del Burgos CF para esta temporada, Diego Martínez, indica que “de momento tenemos ocho millones y medio, pero será más cuando podamos hacer realidad esas partidas que he comentado y logremos aumentar nuestro límite salarial, debemos ser cautos pero es una cifra que la podemos aumentar sensiblemente”.

Desde la pretemporada se ha comentado que la supervivencia del club pasa por la permanencia en Segunda división, aunque Martínez matizaba que “yo creo que, aun descendiendo, este proyecto sería viable, con otras circunstancias y contratos, pero al menos el primer año podríamos competir en buenas circunstancias, aunque es cierto que la permanencia es fundamental, porque el club puede crecer mucho en los siguientes años ya que tiene muchas posibilidades”.

Por último, se mostró muy crítico con los incidentes en el partido del pasado domingo ante el Real Valladolid: ”Casi echan por tierra todo el trabajo realizado, hay que mentalizarse de que esto es fútbol profesional y hay actitudes reprobables, difíciles de controlar, pero que no se pueden repetir. Debemos demostrar que hemos llegado hasta aquí y queremos seguir durante muchos años”.