ATLÉTICO DE MADRID

A Simeone se le multiplican las posibilidades en la delantera

La llegada de Griezmann y Cunha en la última semana de mercado y la vuelta de João Félix dota al Atlético de una delantera de oro. Carrasco y Llorente, en la recámara.

0
João Félix, Correa, Suárez, Griezmann y Cunha.
AS

El Atlético cerró una última semana de mercado de fichajes frenética, incorporando a Matheus Cunha para reforzar una delantera donde Simeone pedía piezas y encontrándose sobre la bocina con la posibilidad de cumplir el gran deseo del Cholo: traer a Griezmann de vuelta.

El Barcelona necesitaba sacar al francés y el acelerón en la marcha de Saúl al Chelsea permitió recuperar a un delanteroque fue el máximo goleador en cada una de sus cinco temporadas jugando bajo las órdenes de Simeone. Si el técnico argentino había comenzado el curso prácticamente con Correa como único delantero en forma, con la opción de utilizar a Carrasco y Llorente arriba mientras Suárez se ponía a tono, tras este parón tendrá de vuelta también a João Félix, recuperado de la operación de su tobillo derecho, y que junto a sus dos caras nuevas formará una delantera de lujo.

Simeone siempre ha apostado por la competencia interna para sacar el máximo jugo a sus futbolistas. Una plantilla corta (sólo 21 jugadores, teniendo en cuenta que Saponjic no entra en los planes del técnico), pero con la polivalencia y la calidad por bandera entre sus jugadores. Y en ataque se concentra muchísimo talento. Luis Suárez es el único nueve puro, el goleador rojiblanco que ante el Villarreal ya estrenó su cuenta anotadora este curso y el pasado consiguió 21 tantos claves para ganar LaLiga. El uruguayo acumuló muchos minutos la temporada pasada, pero en enero cumple 35 años y en el último compromiso liguero su rodilla ya le dio un aviso, por lo que la nueva competencia puede permitir a Simeone darle más descansos para que llegue fresco a final de curso. Eso sí, nadie como él para moverse dentro del área ni con su voracidad por el gol, lo que le convierte prácticamente en un fijo en el once en los partidos grandes.

Correa por su parte ha comenzado el curso como un tiro. Tres goles y una asistencia en tres jornadas y la confianza que arrastra desde un final de curso pasado mágico. El argentino está de dulce, y no aprovechar su estado de forma sería un pecado. Correa es feliz jugando en la delantera y poder desenvolverse en su zona del campo favorita es fundamental para esta nueva versión del ‘10’, pero con la presencia de Griezmann sabe que volverá a acumular minutos tirado a banda. Sin embargo, Correa ha presentado candidatura también para jugar en punta cuando Suárez no esté disponible. Trabaja bien de espaldas, combina y cada vez demuestra mejor puntería. Además, se entiende muy bien con el francés, con el que ya demostró grandes migas antes de que el nuevo ‘8’ saliese al Barcelona.

Luis Suárez y Griezmann, una conexión que arrastran desde el Barcelona.

Un Griezmann que también conoce a la perfección los movimientos de Suárez y si recupera su nivel con Simeone aspirará a ser de nuevo el jugador más determinante de la plantilla. En sus cinco temporadas con el Cholo acabó dos veces como Balón de Bronce, tercer mejor futbolista del mundo y en todas ellas fue el máximo goleador de la plantilla. Simeone encontró su zona de influencia ideal como segundo delantero, con una referencia por delante y libertad para moverse y contactar con el balón con la máxima regularidad posible, algo que siempre le faltó de blaugrana. El mejor Griezmann volvería a ser indiscutible en el Atlético, pero primero tiene que demostrarlo y recuperar ese nivel que pareció perder con su adiós al club.

Y lo que consiguió Simeone con Griezmann, cuando encontró su lugar sobre el campo para explotar todas sus cualidades, es lo que está buscando ahora con João Félix. El portugués puede ejercer como segundo delantero, aunque con su talento con balón también podría retrasar su posición para entrar en juego más cerca del centro del campo. No frenar su progresión es una obsesión en el club, que se agarra a su inicio de temporada pasada donde se pudo ver al mejor João antes de que las lesiones le mermasen.

Cunha... más Carrasco y Llorente

Si con Suárez, Correa, Griezmann y João Félix ya sería una delantera de máximas garantías, una mejora sustancial con el francés cubriendo el hueco de su compatriota Dembélé, también se firmó a Matheus Cunha desde el Hertha de Berlín. El brasileño acaba de debutar con la selección absoluta de su país, fue clave en la conquista de los Juegos Olímpicos y a sus 22 años promete grandes noches. Por el momento, puede ser el que más complicado tenga los minutos, ya que es el único que todavía no conoce los métodos del Cholo. También se desenvuelve mejor como segundo delantero, cayendo a banda y bajando a recibir, pero es una alternativa para suplir a Suárez en la punta de ataque como ha hecho con asiduidad con la selección Sub-23.

Y, además, Simeone siempre puede recurrir a Carrasco y Llorente arriba, dos jugadores devastadores con espacio. El belga inició el curso en la delantera por las bajas, pero contra el Villarreal regresó al carril izquierdo donde parece que volverá a acumular más minutos. Y el multiusos Llorente recuperó su posición en el centro del campo después de haber tenido que comenzar como carrilero derecho, pero cuanto más cerca del área mayor facilidad para explotar todas esas cualidades que Simeone vio en él y que le llevaron a acabar el curso pasado con 13 goles y 12 asistencias. Un equipo con muchísimo gol, centrocampistas llegadores como Lemar, De Paul o Koke y una formación que ha ido perfeccionando el Cholo para buscar dominar también con balón y generar fútbol en los metros finales como un equipo ambicioso y cada vez más ofensivo. Una delantera de oro que da a los atléticos derecho a soñar y tener grandes ambiciones una temporada más con el argentino en su banquillo.