REAL MADRID

Camavinga complica a Valverde

La llegada del francés va a traer también 'víctimas colaterales': el uruguayo, titular debido a la lesión de Kroos, ve peligrar su titularidad. También Isco y Ceballos.

Madrid
0

La llegada de Eduardo Camavinga (Angola, 10 de noviembre de 2002) al Real Madrid abre un amplio abanico de posibilidades a Carlo Ancelotti. El técnico italiano, conocedor de las virtudes y de los problemas que atesora el conjunto blanco, dispone ahora de un jugador joven, de notable físico y con grandes condiciones técnicas y desarrollo táctico, aunque aún está por formar para dar un salto cualitativo en un equipo de élite como es el conjunto blanco.

Los datos de Eduardo Camavinga en la Ligue1.

Pero su llegada va a dejar a su vez víctimas colaterales. La principal es Fede Valverde, recientemente renovado. El uruguayo está aprovechando las bajas de Kroos y de Modric y se había hecho con un puesto en la medular acompañando a Casemiro. Actuando como interior, el charrúa había vuelto a su estado antes de las molestias musculares que le ha mantenido alejado de la titularidad en este 2021 (también ha sufrido Coronavirus), pero la llegada de Camavinga le mete más presión. Camavinga es un jugador que puede actuar en cualquier puesto del centro del campo, pero donde ha venido rindiendo más y mejor es como interior, aunque algunos lo quieran ver como un posible recambio de Casemiro. También puede actuar como pivote defensivo, pero sus revoluciones disminuyen.

No sólo Valverde verá afectado su status. También otros jugadores como Isco y Ceballos se van a ver perjudicados por la llegada del talentoso centrocampista francés. El primero, que ha pasado de tener un pie y medio fuera del equipo blanco a ser titular en los dos últimos partidos oficiales, también se ve tocado por la presencia de Asensio en su nuevo rol de mediapunta, entrando en juego por el centro del campo, un papel que empezó a trabajar Zidane con el balear justo en la pretemporada en la que cayó lesionado ante el Arsenal en la última gira por Estados Unidos que hizo el Madrid en 2019. Por su parte, Ceballos, que está lesionado para un par de meses, tendrá que empezar en desigualdad de condiciones: a su llegada tras dos años cedidos en el Arsenal, se suma el tiempo que va a estar parado por la lesión que sufrió en el primer encuentro en los Juegos Olímpicos ante Egipto (una rotura completa de ligamento peroneo-astragalino anterior y peroneo-calcáneo de su tobillo izquierdo). Lo cierto es que la llegada de Camavinga abre más posibilidades... y deja víctimas colaterales...