LUGO 0 - REAL VALLADOLID 2

Aprobados y suspensos del Pucela: Roberto para y Mesa manda

El cancerbero fue decisivo para el Real Valladolid al detener un penalti cometido por el mediocentro, que confirma su buen inicio de curso.

Valladolid
0
Aprobados y suspensos del Pucela: Roberto para y Mesa manda
Pedro Agrelo Diario AS

El Real Valladolid consiguió su segunda victoria del curso después de derribar la muralla de un Lugo al que nunca había ganado en el Anxo Carro. Por un momento, el conjunto de Pacheta pudo torcer el morro debido a la roja vista por Weissman y a la pena máxima señalada a Roque Mesa, aunque se mantuvo firme y se hizo con tres puntos de esos que tanto se terminan recordando al final de una temporada.

Roberto: Paró muy bien abajo el penalti cobrado a Roque Mesa, lo que sostuvo al Real Valladolid en sus peores momentos y cimientó la victoria. Muy atento normalmente, aunque en alguna tímida ocasión pareció no entenderse con la zaga.

Joaquín: Dio empaque a la zona trasera ante delanteros incómodos como Joselu y Manu Barreiro y se mostró casi infranqueable en los duelos. En cambio, con balón estuvo bastante lejos de su mejor versión.

Kiko Olivas: Fue sustituido al descanso por El Yamiq después de una primera mitad correcta. Se le vio cómodo acompañado de los otros dos centrales.

Javi Sánchez: Vio la amarilla por una acción en la línea de cal en la que fue al suelo. Como Joaquín, ayudó a dominar el área, ganando los tres balones aéreos que disputó, y además estuvo mejor cuando el equipo precisó de su aportación con la posesión.

Janko: Quizás el peor titular. Como le sucedió a Olaza, no dio demasiada profundidad al equipo, pero es que además estuvo algo fallón atrás; sin verse desbordado con excesiva claridad, aunque sin terminar tampoco de dejar grandes sensaciones.

Roque Mesa: Ofreció una gran asistencia a Weissman con un pase largo hacia donde el israelí lanzaba el desmarque. Robó varios buenos balones y tuvo presencia en campo contrario, reforzada por la presencia de Alcaraz.

Alcaraz: Entró en el once para solidificar aquello más líquido en el partido de Zaragoza, y le salió bien. En la primera parte estuvo impecable con balón, aunque a veces pareció desordenado. Pudo coronarlo con un gol.

Olaza: Definitivamente, no está siendo su mejor inicio de temporada, pues no lo hizo mal, o no con estrépito o continuidad, pero cuando entró Gerard Valentín pasó algún apuro, como en los encuentros anteriores. No participó mucho arriba.

Óscar Plano: Un tanto apagado, no llegó a participar en demasía, aunque bien es verdad que cuando lo hizo, en la ocasión del gol que a la postre supondría la sentencia, lo hizo bien, de primeras, buscando a Toni Villa.

Toni Villa: Contemporizó de maravilla antes de servir el balón que Roque Mesa convirtió en una asistencia deliciosa. Bailó a a la defensa en el segundo gol, favorecido por un rebote en un defensa. Bregó, aunque no siempre brillase.

Weissman: Le bastó un toque para enviarla a la red y marcar su primer gol de la temporada. Vio una expulsión, al menos, rigurosa, después de una acción en la banda a la que llegó tarde.

El Yamiq: Suyo fue el robo del gol de Toni Villa, una acción en la que además salió rápido para acompañarle en posiciones de ataque, algo que volvió a hacer al final. Tuvo una buena actuación, ganando la 'pelea' que tuvo con Barreiro.

Cristo González: No vio a El Yamiq en un dos para dos que acabó en superioridad; sin embargo, mostró algunas de sus credenciales bajando a recibir y transitando. En la jugada del gol anulado, definió muy centrado.

Fede San Emeterio: Refrescó el centro del campo y pisó a Señé en la acción que pudo suponer el 0-3. Mucho sacrificio, poca cosa con balón.

Anuar: Reapareció como blanquivioleta después de dos cesiones y lo hizo como carrilero derecho. Como es habitual en él, y Pacheta valora, es puro nervio. No dejó de correr.

Aguado: Apenas estuvo sobre el tapiz.