ALMERÍA

Carriço no será el último

Un central, un mediocentro y un hombre de ataque son las prioridades del Almería en la semana que resta de mercado tras el fichaje del portugués.

0
Los jugadores de la UD Almería celebran el gol anotado ante el Real Oviedo.
Carlos Barba DIARIO AS

Rubi tiene en la actualidad a 24 futbolistas, contando como miembros de la primera plantilla a Samu Costa, Puigmal, Appiah y Ramazani, inscritos en el filial, de Tercera RFEF, por temas económicos. La cifra se reduce a 22 con los casos Aguza y Vada, apartados durante todo el estío y cuyas salidas aún no se han concretado al agarrarse tanto el argentino como el catalán a lo que tienen firmado: dos y tres años más, respectivamente. Eso sí, tanto ambos futbolistas como el club esperan llegar a un acuerdo para liberar masa salarial (el ex del Girondins tiene una de las fichas más altas del vestuario) como para no quedarse sin jugar hasta diciembre.

No serán las únicas salidas, ya que Nikola Maras, con contrato hasta 2024, abandonará la disciplina rojiblanca. Son varios los equipos españoles interesados en él, caso del Cádiz, Elche y Levante, aunque la prioridad del serbio es el Ramón de Carranza, continuando así cerca de tierras almerienses, donde ha hecho su vida. El resto de salidas dependerá de las entradas y viceversa. Rubi ya ha indicado en más de una ocasión que quiere una plantilla corta para tener a todos sus miembros enchufados.

En la defensa hay dos jugadores por puesto, aunque la incorporación de Carriço podría no ser la única. El vilasarense no ve con malos ojos traer otro refuerzo para el eje de la zaga, lo que supondría la salida de Juan Ibiza (estuvo apartado hace un año) o incluso de Chumi o Martos, los titulares en las dos primeras jornadas. Los laterales tampoco están cerrados. Cada vez cobra más fuerza la continuidad de Buñuel y Centelles, si bien todo dependerá de las propuestas que lleguen a los despachos de la Vega de Acá, mismo caso que con Makaridze. En tal caso, la UDA buscaría sustitutos.

Para el mediocentro la intención del club almeriense es buscar otra pieza para competir con Samu y con De la Hoz, sin descartarse un hombre de ataque ni la salida de Appiah, cedido en el Lugo la segunda mitad del pasado curso. Lo que está claro es que el fichaje de Carriço no será el último.