BRASIL

El día que Ronaldo y Roberto Carlos se fumaron un cigarro en un descanso

Los dos exjugadores brasileños aprovecharon el entretiempo de un partido entre veteranos de Brasil y Noruega disputado en 2018 para relajarse fumando.

0
El día que Ronaldo y Roberto Carlos se fumaron un cigarro en un descanso

El 9 de junio de 2018 tuvo lugar un partido de 'revancha' entre exjugadores de las selecciones brasileña y noruega, rememorando el partido que enfrentó a ambos combinados en el Mundial de Francia 1998. Ronaldo Nazario asistió en calidad de entrenador de la canarinha, mientras que Roberto Carlos hizo las veces de futbolista. En el descanso del partido, una imagen reflejó a los dos exfutbolistas distentidos en el vestuario fumándose un cigarro. Fue una fotografía muy comentada y que levantó cierta polémica, pero años más tarde no deja de ser icónica.

La Federación Noruega de Fútbol hizo posible este reencuentro 20 años después. Ronaldo acudió al encuentro como entrenador y fue capaz de aglutinar a muchas de las estrellas que alumbraron al mundo del fútbol durante años. "El fútbol es increíble y nos permite la oportunidad de enfrentarnos ahora 20 años después", afirmó O Fenomeno. La selección brasileña acudió al partido celebrado en Oslo con una buena representación de aquella mítica canarinha plagada de estrellas, como Dida, Aldair, Gonçalves, Júnior Baiano, Roberto Carlos, Emerson, Zé Roberto, Rivaldo, Giovanni, Bebeto y Edmundo. El combinado noruego no se quedó atras, estuvo encabezado por André Flo y no faltaron ni Frode Grodas ni Kjetil Rekdal entre otros.

Brasil venció por 3 goles a 0 y vengó así la derrota de hace dos décadas. Además, fue capaz de acabar con una extraña maldición: los brasileños jamás habían ganado a Noruega. En los cuatro enfrentamientos entre ambas selecciones, tres amistosos y el encuentro del Mundial de Francia, se han producido dos victorias noruegas y dos empates.

El milagro de Marsella

El partido por el cuál ambas selecciones se volvieron a enfrentar tuvo lugar el 23 de junio de 1998 en el Stade Vélodrome de Marsella ante 57.000 personas. Se trataba del último partido de la fase de grupos del Mundial celebrado en Francia en el año '98. Brasil llegaba como primero de grupo de forma matemática, mientras que Noruega necesitaba de una victoria ante la todopoderosa canarinha para pasar a los octavos de final.

Lo que ocurrió aquella noche en Marsella pasó a la historia del fútbol nórdico. Brasil se adelantó en el minuto 78' tras un gol de Bebeto con asistencia de Denilson. Noruega necesitaba de un milagro para ganar el partido y el milagro llegó. Tore André Flo recortó distancias en el 83' y un penalti cometido por Junior Baiano y transformado por Rekdal, dio la victoria y el pase a la selección noruega.