REPORTAJE | CUANDO LOS CRACKS SE JUNTAN

Del Madrid de las cinco Copas al Brasil de los cinco '10'

El siglo pasado dejó varias líneas de ataque que se recitaban de memoria. En el caso de los blancos, ganaron las cinco finales europeas con cinco delanteras diferentes.

0
La Selección de Brasil durante el Mundial de 1970, en el que se proclamó campeona.
DIARIO AS DIARIO AS

El siglo pasado dejó su leyenda con delanteras míticas a lo largo de sus diferentes décadas. Tiempos diversos. De los cinco delanteros que se recitaban de memoria a ataques reducidos a cuatro, tres y dos hombres según las épocas, pero no por ello con menos efectividad. En estos casos, la figura de un gran futbolista solía aglutinar a sus compañeros, con el caso de Johan Cruyff en el Ajax como caso más representativo. Ganó tres finales de la Copa de Europa con tres tripletas ofensivas diferentes.

Las décadas de los 40, 50

Los mediados del siglo XX ya contemplaron ataques de ensueño tanto en Europa como en Sudamérica. La Máquina de River en los 40 (Muñoz, Moreno, Pedernera, Labruna y Lostau) jugaron pocos partidos juntos (18) pero para Alfredo di Stéfano que los vio jugar en su adolescencia nunca hubo otra delantera igual. En los 50 brilló especialmente la Hungría de Budai, Kocsis, Hidegkuti, Puskas y Czibor, que protagonizó goleadas históricas como el 3-6 a Inglaterra en Wembley y perdió contra todo pronóstico la final del Mundial del 54 ante Alemania.

El Madrid de las cinco Copas de Europa

Con la puesta en escena de la Copa de Europa, varios clubes mostraron al mundo delanteras extraordinarias con el Real Madrid de los cinco trofeos consecutivos como el máximo exponente. Curiosamente los blancos disputaron las cinco finales con cinco ataques diferentes, pero con cambios mínimos. En el 56 formó con Joseíto-Marsal-Di Stéfano-Rial-Gento. Al año siguiente con Kopa-Mateos-Di Stéfano-Rial-Gento. La tercera final estuvo integrada por Kopa-Joseíto-Di Stéfano-Rial-Gento. Mateos entró por Joseíto en la del 59. Y en la del 60 los cinco atacantes fueron Canario-Del Sol-Di Stéfano-Puskas-Gento.

En la temporada 58-59, con el fichaje de Puskas, el Real Madrid juntó su delantera más galáctica: Kopa-Rial-Di Stéfano-Puskas-Gento, pero la lesión del húngaro le impidió disputar la final de Stuttgart. A pesar de ser el ataque más afamado en aquellos años y que la historia selló como el más representativo de ese quinquenio de éxitos, a lo largo del curso, los cinco juntos tampoco se prodigaron mucho: ocho partidos de Liga, dos de Copa de Europa y seis amistosos. Otros clubes cuyas delanteras marcaron época en la Copa de Europa en esa década fueron el Inter (Jair, Suárez, Milani -Peiró-, Mazzola y Corso) y el Benfica (José Augusto, Coluna, Aguas -Torres-, Eusebio y Simoes).

Los cinco '10' de Brasil-70

La delantera por antonomasia de la selección amarelha y posiblemente de la historia del fútbol. Zagallo juntó en el Mundial de México a cinco '10'. Lo nunca visto. Quiso poner en escena a sus mejores delanteros y se las apañó para que convivieran en un mismo 11 con algún pequeño sacrificio por parte de los interesados.

Jairzinho, el '10' de Botafogo, se ajustó a la banda derecha y marcó en los seis partidos del campeonato (siete goles); Gerson, el '10' de Sao Paulo, retrasó su posición para convertirse en el verdadero organizador del equipo; Tostao, el '10' de Cruzeiro, se convirtió en el verdadero delantero centro; Pelé, el '10' del Santos, jugaba a su antojo, pero más adelantado que en su club; y Rivelino, el 10 de Corinthians, se acopló a la banda izquierda con menos presencia de la habitual en el juego.