DEPORTIVO

Luces y sombras del Deportivo en la pretemporada

El proyecto liderado por Borja Jiménez va despegando a tres semanas de la liga, pero aún le quedan aspectos a mejorar, tanto deportivos como de plantilla.

0
Borja Jiménez y Quiles, en el Teresa Herrera.
JESUS SANCHO SANCHOFOTO

El Deportivo está a tres semanas de iniciar la liga después de casi un mes de entrenamientos, una docena de fichajes y cuatro amistosos. El trabajo de Borja Jiménez se comienza a notar, varios jugadores están destacando y el equipo se va dotando personalidad. Con todo, todavía queda mucho por pulir. Estas son algunas de las principales luces y sombras en lo que va de pretemporada:

Identidad: Borja Jiménez aseguró desde su desembarco en el Deportivo que quería construir un equipo protagonista con el balón, dominante. Poco a poco los blanquiazules van plasmando eso en el campo con el tramo final del partido ante la Ponferradina, por el nivel del rival, como mejor ejemplo. La cantidad de fichajes, doce hasta la fecha, y la llegada de un nuevo técnico, obliga a un poco de paciencia para que las piezas encajen.

Trilli y Quiles: En el plano individual hay dos jugadores que están destacando sobre el resto: Alberto Quiles y Trilli. El delantero onubense, al margen de los goles, está dejando unos detalles de calidad que encajan como anillo al dedo al gusto de la afición deportivista. El otro nombre es el del juvenil Trilli. El canterano, recién renovado, está aprovechando las bajas en la banda derecha para demostrar que está listo para dar el salto.

Hay gol: El gran problema de la temporada pasada fue, sin duda, la falta de pegada. El Deportivo ha marcado en los cuatro amistosos que ha disputado y los delanteros ya asoman la cabeza. De los siete goles que lleva el equipo, cinco son de sus puntas. Quiles ha anotado tres tantos y Miku, dos. Además, el andaluz y el venezolano se entienden a la perfección cuando juegan juntos en ataque.

Dos derrotas seguidas: En el plano negativo está el balance de los amistosos, con dos victorias y otras tantas derrotas. Si perder con la Ponferradina, y más con la imagen positiva de la última media hora, es entendible, la derrota ante un Bergantiños de Segunda RFEF no lo es tanto. Acostumbrarse a perder en un año en el que solo asciende directamente el primero de grupo nunca es buen síntoma.

Errores defensivos: Si el equipo está encontrando a sus delanteros y se está acostumbrado a dominar los partidos, las lagunas en defensa son el gran lunar de la pretemporada. Los dos goles ante la Ponferradina y el segundo encajado ante el Bergantiños son una buena muestra de la factura que pasa dar concesiones gratuitas atrás. Borja Jiménez necesita encontrar la pareja de centrales y remediar la falta de contundencia y concentración.

Salidas y más extremos: La nueva dirección deportiva ha estado ágil y con las ideas claras en la profunda remodelación de la plantilla. Con todo, hay dos aspectos que se están enquistando. No terminan de concretarse las anunciadas salidas de los Borges, Rolan, Cartabia, Uche… También es urgente la contratación de extremos, la posición más débil. Quedó patente en el Teresa Herrera, en el que el Depor fue un equipo plano con un once plagado de medios y otro cuando entraron William de Camargo y Keko, los dos únicos especialistas de banda que hay en la plantilla. A mayores, se necesita otro delantero para acompañar a Quiles y Miku.