LXXVI TERESA HERRERA

La Ponfe conquista el Teresa Herrera ante un valiente Depor

La Ponferradina se adelantó 0-2 con goles de Edu Espiau y Naranjo. El Deportivo redujo distancias con el tanto de Miku y mereció más en el tramo final.

0
Varios jugadores de la Ponferradina con la Torre de Hércules junto a la alcaldesa Inés Rey.
Jesus Sancho (Sanchofoto) Diario as

La Ponferradina cerró un fin de semana perfecto con la conquista del Teresa Herrera. Si los de Bolo se imponían el sábado en el El Toralín al Oviedo (1-0), ayer lo hicieron en Riazor ante un Deportivo que comenzó perdiendo 0-2 pero que mereció el empate en un tramo final en que la diferencia de categoría no se notó en absoluto. Así, los bercianos inscriben su nombre en el decano de los torneos veraniegos en su primera participación justo en el año de su centenario.

De arranque se vio un Deportivo sin complejos, con ganas de disputarle la posesión y el dominio a los de Bolo. La primera ocasión fue para los coruñeses, pero Amir detuvo con seguridad el disparo de Menudo. Los bercianos incluso estaban más cómodos sin balón y sin presionar arriba, confiados en aprovechar algún error local. Y con ese simple guión la Ponfe rozó el primero en una lejana pero peligrosa falta lanzada por Naranjo al borde de la media hora. La ocasión despertó a los visitantes, que tomaron el control y asustaron poco después con remates de Erik Morán y Yuri. Y tras el triple aviso, el enrachado Edu Espiau hizo el 0-1 en un cómodo remate en el área pequeña.

Los de Bolo y salieron en el segundo tiempo decididos a sentenciar por la vía rápida. Y así sucedió, cuando en el minuto 51 una eléctrica contra colectiva fue remachada a placer por Naranjo. No bajaron los brazos los blanquiazules, que el 65’ redujeron distancias con el tanto de Miku tras asistencia del talentoso Quiles. El gol animó al Depor, que a lomos de Keko se fue a por el empate con más descaro para dibujar un final de partido abierto y entretenido. Y pudo llegar en el 87’, con penalti sobre William no pitado que pareció bastante claro. Meritorio acoso final local de coraje y calidad, pero sin premio.

El trofeo femenino se va para Portugal

Previamente al trofeo masculino, se disputó la IX edición del Teresa Herrera Femenino, que también servía de presentación ante la afición del equipo en el debut en el banquillo de Manuel Llorente. El encuentro, que enfrentó al Deportivo Abanca y al Valadares Gaia FC, terminó con empate sin goles a pesar de que el dominio del juego y las mejores ocasiones fueron para las blanquiazules. De esta forma, el torneo se resolvió desde el punto de penalti, en el que las portuguesas mostraron un pleno de eficacia para conquistar la preciada Torre de Hércules. Un fallo de Paula Monteagudo en el quinto penalti inclinó la balanza (4-5).

RESUMEN

Deportivo: Mackay; Trilli, Trigueros, Jaime, Héctor; Bergantiños; Villares, Menudo, De Vicente; Quiles y Miku. También jugaron: William de Camargo, Aguirre, Lapeña, Keko, Granero y Calavera, Peque y Noel.

Ponferradina: Amir, Iván Rodríguez, Amo, Copete, Ríos Reina; Agus Medina, Erik Morán, Dani Ojeda, Edu Espiau, Naranjo y Yuri. También jugaron: Pascanu, Adot, Kaxe, Pujol, Becerra, Castellano y Crespo.

Goles: 0-1, min.43: Edu Espiau. 0-2, min.51: Naranjo. 1-2, min.65: Miku.

Árbitro: Pastoriza Iglesias, colegio gallego. Amonestó a Lapeña en el Deportivo y a Medina y Erik Morán en la Ponferradina.

Incidencias: Estadio Abanca Riazor. Unos 3.000 presenciaron la LXXVI edición del Teresa Herrera.