CELTA

La agencia de Raiola intenta colocar a Emre Mor en Turquía

Mientras el Besiktas ha descartado su fichaje, varios medios otomanos afirman que el Trabzonspor valora la opción de incorporar al atacante del Celta.

0
El futbolista turco Emre Mor abre la puerta de su coche en la ciudad deportiva de A Madroa.
S.SAS Diario AS

Emre Mor ha elegido Barcelona para pasar este fin de semana. A falta de un mes para que se cierre el mercado de fichajes, el atacante del Celta pasea por la capital catalana y lo comparte en su cuenta de Instagram a la espera de tener noticias de su nueva agencia de representación. La empresa que capitanea Mino Raiola busca colocarlo en Turquía para que el díscolo futbolista turco-danés no se pase en la grada su último año de contrato en Vigo.

El reto asumido por uno de los colaboradores del súper-agente italiano no es una tarea nada sencilla. Mor tiró por la borda el crédito que tenía en el país otomano durante los meses de la campaña 2019-2020 que estuvo cedido en el Galatasaray. Aquel préstamo concluyó antes de lo previsto, en el mercado de invierno, y con ese precedente sobre la mesa el Besiktas ha declinado en los últimos días darle otra oportunidad en Estambul. Sin embargo, hay un equipo que no descarta hacerle un favor (y de los grandes) al Celta.

Según varios medios turcos, el Trabzonspor está valorando el ofrecimiento que le han trasladado los nuevos representantes de Mor. Abdullah Avci, entrenador del cuarto clasificado en la última edición de la Superliga, habría dado luz verde a la incorporación del delantero de 24 años. La necesidad de reforzarse para el conjunto de la ciudad de Trebisonda será mayor si supera las dos rondas previas de acceso a la fase de grupos de la Conference League. La primera de esas eliminatorias arranca este jueves con el Molde noruego como rival.

En A Sede cruzan los dedos para que cuaje esta posibilidad. El Celta no pide nada a cambio, lo deja salir libre. Mor tiene una de las fichas más altas del vestuario celeste y está apartado de la plantilla por Eduardo Coudet, que desde el pasado invierno ni lo quiere ver delante.