LEGANÉS

El Leganés ya ha retenido a casi el 50% de los socios del descenso

La nueva campaña de abonados ya ha logrado retener a más de 5.000 socios. El curso pasado se mantuvo el carné a coste cero a los 10.300 abonados de Primera. Objetivo: superar los 6.050.

El Leganés ya ha retenido a casi el 50% de los socios del descenso
DIARIO AS DIARIO AS

El Leganés ya ha conseguido retener a casi el 50% de los abonados con los que descendió a Segunda División y que siguió en la categoría de plata tras renovarles el carnet a coste cero en previsión de que en algún momento del curso se hubiera permitido el acceso de espectadores a Butarque. No fue posible salvo por los 1.500 hinchas que accedieron a la vuelta de semifinales del playoff. Ahora, con la promesa de poder iniciar el curso con público (Tebas deslizó que se pactaría un 75% de espectadores en Primera y Segunda), la campaña de abonados funciona a buen ritmo. Ya son más de 5.000 los socios que continuarán animando al Leganés de los casi 10.300 con los que se abrió este periodo

El plazo para renovar los abonos se cierra el próximo 28 de julio y desde el 5 de agosto se procederá a dar las nuevas altas. El objetivo que se ha marcado el Leganés es poder superar los 6.049 aficionados con los que cerró la campaña 2015-2016, la del ascenso a Primera. Con todo, la cifra actual de más de 5.000 socios es ya cifra récord en Butarque. Jamás había tenido tantos abonados el Leganés en la categoría de plata para empezar una temporada con la excepción del año pasado, por las anteriormente excepcionales medidas mencionadas.

El tope precisamente estaba en aquel año en el que finalmente se alcanzó la gloria de subir a la élite, cuando la campaña comenzó con poco menos de 5.000 socios. En la campaña invernal, la buena trayectoria de los pepineros impulsó un crecimiento sostenido que permitió cerrar el curso con los antes citados 6.049 socios, pero jamás el Lega había arrancado con semejante apoyo.

Precios y desmotivación

Vista la botella medio vacía, la perdida (por ahora) de masa social ronda el 50%, pero en Butarque ya contemplaban que habría una pérdida de aficionados. Primero, por jugar en Segunda División, algo que puede desanimar a muchos hinchas que, además, han visto como los suyos quedarse a las puertas del ascenso. Si este proceso se hubiera producido de manera inmediata a la pérdida de categoría, admiten en Leganés, quizá no habría habido tantas bajas.

Pese a las facilidades puestas desde el Leganés (digitalización, carnet digital y físico para siempre), los precios también han sido componente relevante para esta pérdida de masa social. A muchos hinchas les ha desagradado la forma como el club ha gestionado una campaña que, con los descuentos por los 6 partidos que no pudieron disfrutar de Primera por la Pandemia, alcanza descuentos cercanos al 50%, pero que ven como un maquillaje de los que serán precios para la temporada que viene, ya sin descuentos, alejados de aquellos precios populares que había en Segunda División cuando el Leganés era un aspirante a mantener la categoría, y no a tratar de alcanzar la Primera División.

En todo caso, en Butarque verían con muy buenos ojos rondar mantener una masa de abonados que se acercaran al 70% de esos 10.300 con los que se fue a Segunda División, aunque ya al inicio de la campaña admitían que sería complicado. La realidad es que podría estar rondando el 60% en el mejor de los casos.