ATLÉTICO DE MADRID

El Atlético no se olvida de Rafa Mir en su agenda por el nueve

El club colchonero sigue barajando nombres para complementar a Luis Suárez. El murciano estará en los Juegos Olímpicos y logró 16 tantos en el Huesca.

0
Rafa Mir celebra un gol con el Huesca.
PHOTOGENIC/PABLO REQUEJO DIARIO AS

El Atlético tiene pocas, pero importantes tareas veraniegas. En esta ocasión, la política principal pasa por mantener la columna vertebral del equipo que recientemente se proclamó campeón de Liga y los fichajes irán orientados a reforzar los puestos donde haya carencias y posibles salidas. Más allá de Rodrigo de Paul y Marcos Paulo, el club trabaja en apuntalar ciertos puestos claves.

Un portero suplente si acaba saliendo cedido Grbic, con la premisa de encontrar un meta que acepte el rol de suplente de Oblak y que no suponga una importante inversión en el mercado. Y también un relevo en punta de ataque para Luis Suárez. La Juventus ejerció su opción sobre Morata para ampliar su cesión otra temporada más y el madrileño continuará de bianconero. Diego Costa rescindió su contrato con el Atlético en diciembre y el uruguayo quedó como el único futbolista natural para el puesto.

Moussa Dembélé fue la opción elegida en enero a través de una cesión desde el Olympique de Lyon, pero entre el coronavirus y un desmayo en un entrenamiento apenas pudo tener continuidad (únicamente 140 minutos). El club no ejerció la opción de compra por el francés que pasaba casi por 35 millones. Sin embargo, no está descartado intentar su continuidad, aunque sea negociando la ampliación de su préstamo un curso más. Hay que tener en cuenta que Dembélé ya conoce el sistema de Simeone y podría aclimatarse mucho más rápido que cuando llegó con el curso a la mitad y el Atlético sin tiempo que perder en la lucha por el título. Él estaría encantado, pero de momento sigue entrenándose como uno más con el Lyon.

Aunque el sueño de Simeone estaría en nombres como el de Lautaro Martínez, su incorporación se antoja muy complicada por las pretensiones del Inter, reciente campeón de la Serie A. El argentino se escapó cuando jugaba en Racing y el Atlético llegó a firmarle, pero con la entrada del club italiano en las negociaciones comenzó una subasta de la que no salió vencedor. El Inter necesitaba vender y el traspaso de Achraf Hakimi al PSG ha reflotado sus cuentas. Mundo Deportivo reabría ayer las puertas a un regreso de Griezmann en ataque, encuadrándose la operación un trueque por Saúl, que podría abandonar el club. Un jugador indudablemente del gusto del Cholo y contrastado también de rojiblanco, aunque no es delantero centro.

Pero la agenda del Atlético es amplia. Y un nombre al que no se le ha perdido la pista es el de Rafa Mir. La temporada pasada se destapó en su cesión en el Huesca a pesar del descenso y consiguió 16 goles con el club oscense, 13 de ellos en Liga. Perteneciente al Wolverhampton inglés, club con grandes relaciones con el Atlético tras los traspasos de Diogo Jota, Raúl Jiménez o Jonny Otto, Rafa Mir representará a España en los Juegos Olímpicos. A sus 24 años, tiene contrato hasta 2022 y posee características muy diferentes a las de Suárez, lo que le convierten en un jugador interesante para poder practicar otro estilo de fútbol. Rápido en carrera, de amplia zancada y con gran juego aéreo, es un perfecto complemento para atacar al espacio. Conoce la Liga y su buen rendimiento ha despertado el interés de múltiples equipos. El Atlético sigue atento, aunque por el momento no se haya lanzado a hacerse con sus servicios. Mientras, contempla con calma todas las opciones del mercado.