ATHLETIC

Iñaki Williams ya está a tope

El delantero ha superado este verano una rotura en el recto femoral derecho. Yeray trotó junto a Capa y Zarraga en su puesta a punto para la semana de viene.

0
Iñaki Williams ya está a tope
Aiol

Iñaki Williams arrastraba unas molestias musculares que se agravaron desde el último partido de Elche en forma de una rotura en el recto femoral derecho. A lo largo del parón de verano ha continuado trabajando de manera constante e incluso maniobró en varias sesiones en solitario en Lezama antes del arranque de esta pretemporada. "Ya es alta a todos los efectos", adelantaba el jefe de los servicios médicos del club, Josean Lekue.

Esta mañana de sábado, en la sesión matinal en la soleada instalación de Lezama, el delantero rojiblanco se entrenaba con total normalidad en el Campo 5 coincidiendo con Nico, su hermano pequeño, que trata de convencer al míster asturiano junto con otros cuatro cachorros. La pretemporada del Athletic discurre por dobles o triples sesiones más livianas en esta primera semana de actividad antes de viajar a Saint Gallen, Suiza.

Marcelino García Toral diseñó una sesión con ejercicios de movimientos tácticos, con presión en la salida de balón, posesiones y basculaciones en situaciones de robo de balón. Paralelamente, en el Campo 1 se han ejercitado tres de los tocados como Yeray Álvarez, que sufre molestias leves en el tendón rotuliano de su rodilla izquierda, con algún antecedente, y tras ser conservador, se puede sumar la semana que viene al trabajo de Marcelino García Toral de manera progresiva, más Ander Capa y Oier Zarraga, que resuelven sus problemas en el menisco externo. El trío trotó y tocó balón en el readaptador. Otros como Yuri Berchiche, intentando domar la pubalgia, Nolaskoain el tobillo derecho y Kodro el quinto metatarsiano, trabajaron en el gimnasio. Faltaron a la sesión exterior ibai Gómez, Iker Muniain e Iñigo Martínez, mientras que participó en la sesión el central del Bilbao Athletic Aitor Paredes para tapar los huecos del ondarrutarra y del propio Yeray.