MERCADO DE FICHAJES

La Bundesliga tira la red en España: Pedri, Blanco, Herrero...

En los últimos años, la liga alemana ha mostrado un especial interés por la cantera de los clubes españoles, por la que apuestan para sus proyectos.

0

EI considerado mejor entrenador de la historia del baloncesto universitario, John Wooden, sabía perfectamente cuál era la fórmula de su éxito: "Prefiero tener mucho talento y poca experiencia a poco talento y mucha experiencia". Ese mensaje parece haber calado en la Bundesliga cuarenta años después. En la última década, la liga alemana, menos poderosa económicamente que la Premier o LaLiga, ha hecho una espectacular apuesta por hacerse con las mayores promesas del fútbol europeo para cimentar la base de su fútbol y, hasta el momento, ha sido todo un éxito. Ahí están nombres como Haaland, Upamecano, Bellingham, Sancho o Davies. Y en su búsqueda de esos diamantes en bruto, ha encontrado una mina en la cantera de LaLiga.

Omar Mascarell, Mikel Merino, Dani Olmo, Angeliño, Borja Mayoral y Jesús Vallejo son un claro ejemplo de futbolistas jóvenes que, esperando una oportunidad en sus clubes de origen, terminaron haciendo las maletas y se marcharon a la Bundesliga en busca de minutos y oportunidades; hoy todos ellos juegan en clubes consagrados.

Ahora el camino hacia el éxito lo recorren otros. Los clubes alemanes tienen claro que apostar por un jugador antes de que su nombre empiece a sonar en los medios es clave para el desarrollo de su apuesta deportiva. Es por eso que este mismo verano el Eintracht fichó a Fabio Blanco, de 17 años, que ha pasado del juvenil del Valencia al primer equipo del Eintracht sin pasar si quiera por el filial del conjunto che. Enrique Herrero, de 16 años, también llegó esta semana a Frankfurt después de que Madrid y Barça se hubieran interesado en el canterano del Villarreal, aunque en su caso, la idea es que entrene con el primer equipo del Eintracht pero juegue en el filial, al igual que el excanterano del UD Alzira Nacho Julià, también recién llegado.

Un poco más al norte, en Wolfsburgo, el club de la Volkswagen se fijó hace dos años en un jovencísimo central sevillano de la cantera del Betis, Anselmo McNulty, que en dos temporadas se hizo el capitán del equipo Sub-23 y que este curso disputará la Champions con ficha del primer equipo.

Todos estos ejemplos son una muestra de la importante apuesta que el fútbol alemán está haciendo por la cantera española. La inversión en infraestructuras y sobre todo, la confianza de los nuevos técnicos alemanes (Naggelsman, Tuchel, Rose...) son las grandes razones por las que los jóvenes españoles deciden marcharse a Alemania. Hasta tal punto que agencias como LeaderBrock, que representa a Pedri y Ferran, entre otros, ha colocado una sede en Düsseldorf a sabiendas de esta nueva tendencia.

Precisamente Pedri es otro ejemplo del interés alemán en la cantera española. El Bayern hizo una oferta al Barça de 40 millones por el canario tras el 8-2 en la Champions el año pasado. Una apuesta arriesgada por un jugador que no había debutado en Primera. Por suerte para el Barça, rechazó la oferta y tiene Pedri para rato...