EUROCOPA (FINAL) | INGLATERRA-ITALIA

Bonucci consuela a Morata y desvela qué pasó con el steward

El defensa de Italia habló en rueda de prensa de la final y también de cuando lo confundieron con un invasor: "Me decepcionó el abrazo…"

0
Bonucci.
JUSTIN TALLIS Pool via REUTERS

Leonardo Bonucci protagonizó la última rueda de prensa de Italia en su concentración de Coverciano antes del acto final de la Eurocopa. El defensa expresó el optimismo de los azzurri, rechazó las polémicas por el arbitraje y volvió al partido con España y la actuación de su amigo Álvaro Morata.

¿Tienen miedo al arbitraje, tras lo que se vio en la semifinal?

Solo pensamos en el fútbol, en pasarlo bien, y lo demás son charlas y rumores. Jugaremos en su estadio, pero eso no nos asusta, será un gran espectáculo.

¿Cómo será el duelo con la delantera inglesa?

¿Jóvenes contra viejos? Podemos resumirlo así… (ríe). Tienen una gran delantera, tendremos que estar atentos a la rapidez de sus extremos y la fuerza física de sus puntas.

Mourinho dijo que usted podría enseñar a defender en Harvard. ¿Qué supone jugar contra Kane?

Los cumplidos siempre se agradecen, pero hay que demostrar lo que uno vale en cada partido. Inglaterra también tiene una gran defensa: Maguire y Stones hicieron grandes a United y City. Para marcarle un gol, habrá que ser muy listos.

La del martes fue una noche complicada para su amigo Morata. ¿Cómo fue su duelo?

Sinceramente me dio pena no verle de inicio. En ciertos partidos, a la gente que quieres siempre te gustaría verla en el verde, aunque sean rivales. Dicho esto, la jugada de Luis Enrique fue muy importante y nos puso en apuros. Cuando entró, Álvaro hizo lo suyo, lo que sabe hacer bien: marcar goles. El penalti los marca y los falla solo quién los dispara. Él tiene fuerza y personalidad, superará también este error. Hablamos al final del partido y tengo ganas de abrazarle cuando volvamos a trabajar juntos.

Al final del partido le intercambiaron por un tifoso invasor…

Fue una escena simpática. Lo que me decepcionó fue la reacción de la guardia de seguridad cuando la abracé, fue un poco fría (ríe). Entiendo su trabajo, llevaba horas y horas detrás de los hinchas y son cosas que pueden pasar. Si el domingo la reconozco y nos vemos, la volveré a abrazar.

¿Cómo están físicamente?

No queremos excusas, solo pensamos en jugar. El domingo vamos a dar guerra.

¿Qué opina de las críticas a Immobile?

Ciro y Belotti nos ayudan muchísimo también sin balón, trabajan para el equipo y son fundamentales, aunque un delantero, si no marca goles, se juzgue mal. Estoy seguro de que lo darán todo el domingo y que podrán ser decisivos.

¿Wembley será un factor?

Tenemos ganas de saltar al campo y no pasa nada si la mayoría animará a Inglaterra. Queremos hacer algo histórico, una gran actuación, y ya veremos cómo acabará.

¿Qué relación tiene con Chiellini fuera del campo?

La relación con él la puedo resumir así: nos dejaremos aquí el 12, y nos iremos el día 14 de vacaciones juntos. Eso es suficiente para describirla.

En la final estará también el presidente Mattarella.

Es un gran gesto de cercanía y una motivación más para darle una alegría a él y a todo el país. Dicho esto, si ganamos me gustaría ver escenas más respetuosas respecto a lo que se vio el martes por la noche. No quiero juzgar, pero ciertas cosas hay que denunciarlas. Se puede celebrar siendo respetuosos de sí mismos y de los demás.