ATLÉTICO DE MADRID

Filipe Luis: "Por fin se soltó Correa y ha sido el gran 'boom' del Atlético"

Regresó a Brasil para cumplir el sueño de jugar en la liga de su país, en el Flamengo. Espectador de la Copa América, atiende a As para hablar del torneo, del título del Atlético...

Río de Janeiro
0
Filipe Luis, ex del Atlético, celebra un gol con Flamengo
BUDA MENDES GETTY IMAGES

Filipe Luis (Jaraguá do Sul, Brasil, 1985) está en Brasil disfrutando de la Copa América, trofeo que él mismo ganó en 2019 y para el que su selección es la gran favorita. Puede ser un doblete de celebraciones, después de haber festejado desde su país natal la Liga del Atlético. El histórico lateral atiende a As y muestra su orgullo por haber vestido la camiseta rojiblanca, además de analizar el torneo sudamericano y hablar de su trayectoria en Brasil..

—¿Cómo se encuentra Filipe Luis?

Bien, muy bien. En un momento maravilloso de mi carrera. Cuando decidí venir a Brasil tenía muchas dudas, porque el Flamengo era un sueño que tenía de niño, pero el sudamericano es un fútbol muy difícil. Sentía que era el momento. Gané prácticamente todo y me siento muy importante.

—¿Cómo fue el cambio de Madrid a Río de Janeiro?

Por suerte, mi familia quería venir a Brasil. Para mí iba a ser difícil porque llevaba 15 años en Europa, la mayoría en España. En Madrid tengo muchos amigos y compañeros, y el club me quiere, sentía eso. Pero cuando llegué, me vi muy preparado después de la experiencia negativa del Chelsea.

—¿Cómo vivió la Liga del Atlético? ¿Sufrió mucho?

Contentísimo. Tengo muchos amigos allí y llegó un momento que dudé porque el Atleti casi pierde la Liga. Yo hablo muchísimo con el Cholo, siempre que puedo le escribo, ha sido una persona muy importante en mi vida y fue una alegría tremenda verle conquistar otra vez la Liga y ver al Atleti crecer cada día. Como le dije a Gil Marín, es un orgullo haber jugado en el Atlético y ver cómo está ahora.

“Me puse contentísimo cuando el Atleti ganó la Liga, pero llegué a dudar... casi la pierde”

—¿Y ahora cuál es el reto?

Estar en el Atlético es muy difícil, quien llega al club es un elegido entre muchos, van los mejores. Es tan difícil que el Atleti elija a un futbolista por las exigencias que tiene que hace que mi paso se valore aún más. “Oh, tú jugaste en el Atlético”, me dicen. Me siento muy orgulloso de todo lo que está pasando, de que el Cholo sea un ejemplo diario para mí. A veces estoy desanimado o triste, pienso en que el Cholo quiere ganar siempre y trabaja siempre, ese es el camino de los éxitos.

—No sólo al Cholo, sino que conoce a casi todos los jugadores. ¿Por quién se alegró más? ¿Quién le sorprendió?

Ver triunfar a gente como Savic, que ha sido líder del vestuario y del equipo, es impresionante. Y por fin Correa ha sido el boom del equipo, la gran explosión. Siempre estuve enamorado de su fútbol pero este año, con críticas y con todo, parece que se soltó y dijo: "Voy a ganar para vosotros". También me sorprendió Llorente. Es un animal, un jugador que todo entrenador quiere en su equipo. Cada día más admiro su actitud, es el tipo de futbolista que me gusta y no le veo techo.

"Siempre que puedo escribo a Simeone. A veces estoy triste y pienso en cómo quiere ganar siempre y trabaja, ese es el camino del éxito"

—¿Notaba falta de madurez en algunos jugadores jóvenes que llegaron al Atlético?

Nosotros tuvimos a Caio Henrique con 18 años y obviamente no estaba listo. Tuvo que volver a Brasil, jugar unas temporadas más y ahora sí está bien en Europa. Los clubes europeos no quieren esperar y se los llevan lo antes posible por si se los llevan otros equipos, ceden a esos jugadores y no maduran. Por ejemplo, Neymar fue al contrario, jugó en Santos, ganó la Libertadores, muchos años en Brasil, jugando y madurando y cuando fue a Barcelona ya era Neymar, un nombre y un jugador consagrado en Brasil, porque él decidió quedarse y terminar de madurar aquí. Yo creo que los jugadores salen muy prontos de Brasil y Argentina y esto nos debilita a nosotros como campeonatos.

—Usted jugó en el Deportivo, ¿cómo vive este momento complicado del club?

—Me dan ganas de ir a ayudar. Veo al equipo sufriendo y jugadores que no triunfan y no saben qué representa ese club para la ciudad y a la vez sufriendo por otros que sí lo saben y quieren dar todo, pero no hay condiciones para traer jugadores que hacen falta para subir. Sé lo importante que es el club para la ciudad y lo que la gente quiere a su equipo. Necesitamos que el Depor esté en Primera, es muy triste ver a un histórico así.

"Tengo 36 años y quiero ir hasta los 40. Luego me encantaría ser entrenador, pero no sé si valdría..."

—¿Cómo ve la Copa América?

Veo a Brasil muy superior. Es un equipo muy sólido que no comete errores y para meterle un gol es complicado, está bien colocado. Neymar, cuando quiere, es un jugador increíble y ahora parece que quiere. Regatea a quien se le ponga por delante y no tiene límites, pero los rivales le pegan, le sacan de quicio y todo va a depender de su cabeza.

—Por cierto, ¿y su futuro?

Ahora mismo no lo pienso. Tengo contrato hasta fin de año. Vamos a hablar ahora y con mi edad tenemos que ir año a año. Yo quiero jugar lo máximo que puedo, tengo 36 años y quiero ir hasta los 40. Eso dependerá de mi rendimiento, de mi cuerpo, pero quiero jugar lo máximo posible.

—¿Le gustaría ser entrenador?

Me encantaría, pero no sé si valdré. Lo intentaré en un futuro.