SELECCIÓN

Ferran Torres: "La crítica es parte del fútbol y nos hace estar más enchufados"

Ferran Torres atiende a AS en las gradas del estadio Petrovsky. Habla con la misma naturalidad y descaro que marca goles con La Roja. Trasmite optimismo y te convence de que España puede ganar esta Eurocopa.

Javier G. Matallanas / Joaquín Maroto

No se olvida de cuando empezó a jugar al fútbol sala en cemento en el Epla. Entonces ya tenía mucho gol, como está demostrando con la Selección marcando 8 goles en sus primeros 15 partidos con la absoluta. Ferran Torres (Foyos, Valencia, 2000) reconoce que se emociona cuando escucha el himno de España antes de los partidos y no se puede imaginar la alegría que sería ser campeón con la Selección.

¿Cómo se siente al quedarse fuera de la lista de los Juegos Olímpicos?

Para mi era una oportunidad única. Todo jugador sueña con jugar una vez los Juegos Olímpicos. No hay tiempo para lamentarse, hay que estar concentrado aquí en la Eurocopa y afrontar el partido de Suiza con la máxima ilusión.

¿Le hubiera gustado que el club le hubiera dejado ir o no quiere polémicas?

No he discutido. Me tengo que amoldar. Es verdad que un jugador necesita vacaciones porque las temporadas son largas y necesitas desconectar. Estamos viviendo una Eurocopa muy bonita, muy intensa y ya llegarán las vacaciones.

Ferran está demostrando que tiene el gol en la sangre y está ayudando a la Selección.

He metido ocho goles con la Selección en los primeros 15 partidos y estoy muy contento sobre todo de ayudar al equipo que es lo más importante y espero que pueda seguir metiendo muchos más goles con España durante muchos años.

¿Cuál es el objetivo que tienen en la cabeza?

Estamos muy tranquilos que estamos trabajando muy bien. El grupo que se ha hecho es un grupo humano muy bueno y vamos partido a partido, pero somos un equipo que nos gusta soñar.

¿Cómo recibieron las críticas después de los dos primeros empates?

La crítica es parte del fútbol y tienes que saber convivir con ella, tanto cuando es bueno como cuando es mala. Tienes que saber aislarte para no depender de la crítica y entrar en un pozo del que no ves la salida. El equipo ha reaccionado muy bien, no conseguimos la victoria en los dos primeros partidos, pero hicimos un buen trabajo, dos buenos partidos. Hay que seguir trabajando para seguir por este camino.

Las críticas son más duras porque España es el equipo de los periodistas españoles.

¡Está claro! Y la Selección española es una de las mejores del mundo y tiene que estar siempre arriba. Vivimos con eso y eso nos hace estar más enchufados.

España se pone 1-3 y en cinco minutos empata a tres Croacia, ¿qué pasaba por su cabeza?

Yo estaba en el banquillo y no sabía cómo ponerme, dónde sentarme. Yo estaba en el campo con el 2-3 y sabíamos que iban a apretar en los últimos minutos y cuando vi entrar el 3-3, te vienes un poco abajo. No hay tiempo y en seguida tienes que animar a los compañeros y dieron la cara de una manera increíble y hay que dar la enhorabuena a todos.

Es un extremo con mucho gol, ¿le gusta jugar de nueve como lo ha hecho esta temporada en alguna ocasión?

Este año ha sido para mí de mucho aprendizaje. Con Pep he aprendido a jugar de nueve e incluso Luis Enrique me ha puesto ahí en algún partido también. Antes era un extremo más de estar abierto, de encarar uno contra uno y línea de fondo. El fútbol cambia, el jugador cambia y ahora me gusta estar cerca de portería porque cuando marcas es una sensación única y he visto que se me da bien estar ahí.

¿En qué jugadores se fija para aprender?

Mi referente ha sido Villa, cuando entré en el Valencia era la época que estaban Villa, Silva y Mata. No he tenido la suerte de coincidir con Silva en el City pero han sido mis referentes, claves para mí. También me acuerdo del Mundial que hizo Villa en 2010. Jugó también banda a pesar de ser delantero y me he fijado mucho en él.

Ahora hace menos uno contra uno porque está más pendiente de atacar el espacio para buscar el gol…

Es verdad que antes encaraba más, pero es que los rivales se nos suelen encerrar más. Muchas veces busco la espalda para estirar al equipo, no solo para que me caiga el balón. Pero al final es acoplarse al partido que estés jugando.

Luis Enrique le da la máxima confianza, ¿qué sintió cuando le sacó del once ante Polonia?

Somos 24 jugadores y puede jugar cualquiera. El míster desde el primer día me dio una confianza que ni yo me la creía, y al final la tienes que aprovechar porque en España hay muy buenos jugadores y la confianza es muy alta. Pero cuando no das tu máximo nivel hay jugadores que pueden jugar por delante de ti. Estuve tranquilo, apoyando al equipo como el que más y cuando me dio la oportunidad de nuevo pues intenté aprovecharla.

¡Ningún jugador está contento de suplente!

¡Está claro! Todos los jugadores queremos jugar, pero aquí no hay que tener egos. Hay que ayudar porque es una Eurocopa y ¿quién no quiere ganar una Eurocopa siendo titular o suplente?

Ese mensaje de que no hay titulares ni suplente ha calado de verdad. Thiago es un ejemplo, no ha sido titular en un partido y apoya al máximo.

Eso es muy importante cuando ves que alguien está en el banquillo y no está jugando y te está apoyando como el que más pues lo valoras más. Y el míster da oportunidad a todos los jugadores.

Ganar una eliminatoria recibiendo tres goles es muy complicado, ¿fue producto de vuestra juventud?

Somos un equipo muy joven y tenemos gente veterana, que ya es experta y ha ganado todo. Esa juventud y esa inexperiencia también es algo bueno por esa hambre que podemos trasmitir de querer ganar cosas. El partido ante Croacia fue un partido loco en el que rival también juega. Pero supimos reaccionar, que es algo muy importante, reaccionar a que de un 3-1 te empaten a tres, te puedes venir abajo, pero demostramos que somos fuerte tanto mental como físicamente.

En los córners podría entrar a rematar más…

Tenemos jugadores que van muy bien al remate. A mi me gusta entrar a rematar porque me suele caer. Aún no he tenido la suerte de meter uno de córner, a ver si llega y me acordaré de ti.

¿En qué se parecen y en qué se diferencian Guardiola y Luis Enrique?

Son entrenadores muy parecidos. Hicieron carrera en el Barcelona y tienen una idea muy clara y muy parecida que pasa por tener el balón, agrupar al rival en campo contrario y sobre todo esa presión tras pérdida que tanto nos caracteriza.

¿Y en qué se diferencian?

Así a priori, no hay tantas diferencias. La Selección es más de toque, aunque ante Croacia abusamos del balón largo cuando ellos nos presionaban arriba.

¿Se emociona al pensar que en Valencia queman pólvora cada vez que Ferran marca con la Selección?

Obviamente. Para mi Valencia es todo, me lo ha dado todo. Ojalá pueda volver en un futuro, porque siento que es mi casa. Estoy contento que se sientan orgullosos. Me gusta que sea como en las Fallas.

¿Le gustaría ser el Ninot Indultat de esta Eurocopa?

Yo lo firmaba ya.

Los que habéis venido del City no habéis jugado mucho este año, sobre todo Eric y Laporte, ¿eso puede beneficiar a España porque estáis más frescos?

No hemos tenido la suerte de jugar tanto, salvo Rodri que es el que más ha jugado. Te da un puntito de venir más fresco, pero al final las temporadas son muy difíciles, son muy duras, porque puedes jugar o no, pero tienes que estar fuerte mentalmente porque el fútbol es muy jodido. Estamos aquí con el chip de la Selección, en unos cuartos de final contra Suiza y al final no notas el cansancio ni nada.

¿Cuándo juega con España piensa en algún momento que le está siguiendo todo el país? ¿Es una responsabilidad grande, es una emoción?

Sobre todo cuando estoy escuchando el himno y al pensar que todo un país está escuchando el himno ahí contigo, mira (se señala el brazo), se me está poniendo la piel de gallina porque no hay sensación más bonita que esa.

Ganar un título con España sería dar una gran alegría a todo el país.

No me lo puede imaginar, no soy consciente de lo que sería poder ganar un título con la Selección, sería lo máximo para mí. Somos gente muy joven y nos va a seguir motivando para seguir haciendo grandes cosas.

¡Si se puede!

¡Yo creo que sí! Tenemos un equipo muy joven, pero ambicioso, con hambre.

Y la unión que hay es clave también.

La unión es una pieza fundamental. Antes de empezar al Eurocopa tuvimos golpes duros, un positivo de Busquets, un falso positivo de Diego Llorente. Los dos primeros queríamos ganar y cuando no ganas pues ves las cosas de otra manera. Eso nos ha hecho más fuertes y nos hizo meter cinco a Eslovaquia y contra Croacia supimos afrontar las dificultades después de empatarnos a tres. Gracias a eso somos el equipo que somos.

¿Qué sabéis de Suiza?

A principio de temporada ya nos enfrentamos a ellos en la Nations League y fueron dos partidos realmente difíciles porque a ellos les gusta presionar, les gusta ponerlo difícil. Va a ser un partido difícil.

Shaqiri está cuadrado y rinde en fases finales, ¿quién más destaca?

Freuler me gusta mucho, lo ha demostrado en el Atalanta, jugué contra él en octavos de final con el Valencia. Igual Suiza no tiene un equipo con tanto nombre, pero a nivel colectivo ya han demostrado que pueden ganar a cualquier selección.

Se está quedando una Eurocopa sin favoritos. Alemania, Portugal, Holanda, Francia están fuera.

Eso te demuestra que no te puedes relajar, que cualquier selección te pone las cosas difíciles y la Eurocopa la quiere ganar todo el mundo. El fútbol cada vez es más difícil, más físico.

¿Va a traer a su familia a los cuartos?

Estaba viendo. Mi padre si que vino a octavos.

¡A su hermana la tiene que traer a San Petersburgo!

Estoy en ello. Estoy convenciendo a mi hermana porque la pobre trabaja de responsable de recursos humanos en una empresa. La tengo que convencer para que esté aquí con nuestro perro (y enseña el tatuaje de un perro en su brazo izquierdo). Este fue el primer perro que tuvimos, Rex, que murió hace un par de años. Y ahora tenemos dos magnificas perras Mini y Yuna. Espero que pueda venir mi hermana Arancha.