EUROCOPA | CROACIA - ESPAÑA

Dos revoluciones en 5 años

Desde el enfrentamiento contra la Selección en la Eurocopa de 2016, Croacia ha cambiado al 69% de su lista de convocados y España al 71%.

Madrid
0
Dos revoluciones en 5 años
REUTERS

La Eurocopa de Francia de 2016 significó un punto de inflexión para España y Croacia. En aquel torneo ambas selecciones se vieron las caras en el último encuentro de la fase de grupos, con la primera plaza en juego. El botín era importante, porque pasar como líder significaba evitar el 'lado de la muerte'. Los croatas vencieron aquel encuentro tras remontar el tanto inicial de Morata. El resultado después en el torneo fue el mismo para ambas: en octavos La Roja cayó ante Italia y los croatas frente a Portugal.

Aquello fue el final de Del Bosque como seleccionador y el momento de una profunda renovación. En Croacia, Ante Cacic quedó muy tocado y mantuvo las malas sensaciones en la fase de clasificación para el Mundial de 2018, cuando fue destituido en una situación crítica el 7 de octubre de 2017. Un semidesconocido Zlatko Dalic tomó los mandos y en pocos meses convirtió a aquel grupo repleto de dudas en subcampeón del mundo.

Desde aquella Eurocopa, la última, han pasado cinco años. Un lustro que para estas dos selecciones pareció una década. Sólo nueve croatas repiten de un torneo a otro (Lovre Kalinic, Vida, Vrsaljko, Badelj, Brozovic, Kovacic, Modric, Perisic y Kramaric) y en el bando español el número es aún menor, siete (De Gea, Jordi Alba, Azpilicueta, Busquets, Thiago, Koke y Morata). En porcentaje, como Luis Enrique sólo ha llevado a 24, la revolución es parecida. Croacia ha cambiado al 69% de la plantilla y España al 71%.

Con respecto al último Mundial, en 2018, también hay muchos cambios. Aunque de forma muy diferente. Dalic afrontó tras el éxito un relevo generacional porque varios veteranos dejaron la selección (Rakitic, Mandzukic...). Eso ha supuesto que sólo la mitad de la actual lista (13) estuviera en Rusia hace tres años, cuando fueron subcampeones. Ha sido un cambio obligado más que deseado, pero los Gvardiol, Vlasic, Petkovic y compañía han demostrado que están preparados para el desafío.

Luis Enrique, por su parte, ha cambiado totalmente la cara de la España que fracasó con estrépito en octavos de la última Copa del Mundo ante Rusia: sólo quedan seis (De Gea, Busquets, Koke, Thiago, Azpilicueta y Jordi Alba). Ha cambiado el 75% del equipo en apenas tres años. Sin embargo, cuando llegó el momento decisivo tiró de la ‘vieja guardia’: cuatro de los seis fueron titulares contra Eslovaquia el pasado miércoles...

Respeto 

La noticia del enfrentamiento ante España no cayó bien en el hotel de Croacia en Rovinj, la pequeña localidad pesquera donde están concentrados. “Tenemos al oponente más duro en esta parte de la competición. Era mucho más fácil enfrentarse a Suecia, pero es lo que hay... España es un equipo joven, rápido, enérgico. Basan su juego en una presión alta, mucha combinación y en encontrar espacios libres para explotar su velocidad” dijo Dalic poco después de conocerse la resolución del Grupo E.

Luis Enrique y el croata se conocen bien, porque en 2018 tuvieron un doble enfrentamiento en la Nations League en apenas dos meses: en septiembre España goleó (6-0) y en noviembre los croatas aprendieron la lección (victoria 3-2). Un triunfo para cada técnico. Unas tablas que ahora tienen la oportunidad de deshacer en la Eurocopa...