ESPANYOL

El Espanyol, maniatado

No puede el club perico por ahora inscribir a todos sus jugadores, por ser más de 25, además de estar en negativo en el 'fair play' de LaLiga. Tampoco puede fichar.

Grupo del Espanyol.
Carlos Mira RCDE

La situación es infrecuente y singular. A diferencia de numerosos clubes, que temen iniciar la próxima pretemporada con un número insuficiente de profesionales en sus filas como para preparar la andadura liguera, el Espanyol tiene actualmente copadas e incluso superadas las 25 fichas disponibles para el primer equipo, a lo que se une el estricto control económico de LaLiga a causa de la COVID-19, que sobrepasan los pericos. En el club lo tienen claro: pese a que se trata de la plantilla del solvente ascenso, habrá sí o sí salidas. Nada que se aleje, en cierto modo, de otras temporadas.

Ningún jugador del Espanyol queda libre este próximo 30 de junio, bien porque su contrato ya fuera de entrada más largo o bien porque se renovó automáticamente, por número de partidos en el caso de Diego López y por una cláusula de compra obligatoria si ascendían a Primera, tal como les ha sucedido a Nany Dimata, Miguelón Llambrich y Álvaro Vadillo. Pero eso no es todo: Pol Lozano, Óscar Gil y Nico Melamed, quienes esta temporada en Segunda han actuado con dorsales del filial, adquirirán igualmente ficha profesional. Y también lo harán, porque así estipulaba su contrato, Joan García y Ricard Pujol, en el caso del central tal como avanzó ‘La Grada’. A todos ellos se une el retorno, sobre el papel, de dos cedidos: Víctor Gómez y Moha Ezzarfani, ambos en el Mirandés.

Con todo, ya a día de hoy son 27 los futbolistas con contrato del primer equipo que deberían comenzar la pretemporada 2021-22 a las órdenes de Vicente Moreno, quien tomó algunas decisiones al respecto en su larga reunión del lunes 31 de mayo junto al director deportivo, Francisco Joaquín Pérez Rufete, y el secretario técnico, Domingo Catoira. En muchos de los casos la solución que se maneja es una salida a préstamo, como Víctor Gómez o Álvaro Vadillo. En otros, y aunque el club no lo necesita imperiosamente, se llegaría a contemplar una venta si la oferta que llegase fuera suculenta.

A día de hoy, 27 futbolistas deberían comenzar la pretemporada

Es en este último supuesto, más que por la liberación de dorsales por el ingreso de un traspaso, es como podría el Espanyol afrontar algún fichaje, dado que su saldo es negativo frente a LaLiga, un hecho que la ampliación de capital de 38 millones de euros propuesta por Chen Yansheng va a aliviar pero no a solventar. De todos modos, no es una situación ajena al mundo del fútbol. Como ya avisó el propio consejero delegado perico, José María Durán, este pasado martes, "otros clubes tal vez se han tirado a la piscina". El verano será largo, pero esta partida de ajedrez ya ha comenzado.