LEGANÉS

Garitano ya tiene los cimientos defensivos de su proyecto 2.0

De los 17 jugadores con los que podría empezar pretemporada entre primera plantilla, canteranos y retornados, ocho son seguro defensas. El lateral derecho flaquea.

Garitano ya tiene los cimientos defensivos de su proyecto 2.0
Angel Martinez Getty Images

Los equipos de Asier Garitano nacen de la defensa. No es ningún secreto. Al entrenador del Leganés le gusta blindar a los suyos en busca de un “equilibrio” que comienza con la retaguardia. Mantener la puerta a cero se convierte en una obsesión básica a partir de la cual nacen ambiciones ofensivas. Lo segundo (atacar) sin lo primero (defender) es asunto que no gusta al de Bergara. Cuestión fundamental que para su proyecto 2.0 en Butarque cuenta ya con un buen número de soldados.

Porque de los 17 jugadores de la primera plantilla con la que cuenta (por ahora) Garitano para el retorno de pretemporada, casi la mitad, ocho, son defensores entre zagueros y porteros. Sobre todo defensas centrales. Y a ellos podrían unirse algunos de los canteranos que han ejercido con el primer equipo en el tramo final del campeonato.

El eje de la zaga se lleva cinco futbolistas confirmados para el inicio de la preparación que, incluso a día de hoy, podrían empezar la temporada con plenas garantías. Son Omeruo, Tarín, Sergio González, Javi Hernández y Mejías. Este último retorna tras su cesión al Málaga. Su condición de extracomunitario le dificulta la posibilidad de quedarse en el primer equipo. Con solo dos plazas permitidas (Gaku ya ocupa una de ellas) es complicado que tenga continuidad. Más con la alta competencia del eje de la defensa.

Felix, Kravets, Mario…

A ellos hay que unir el retorno de Felix Ofoli, defensa también central de origen ghanés y que la pasada temporada ha competido en el San Sebastián de los Reyes como cedido. Su buen hacer en la categoría, su juventud (20 años, 21 el 24 de junio) y su potencial han hecho que el Leganés trate de retenerle frente al interés de otros equipos. Sucede, con todo, que hay duda sobre su aportación al primer equipo. Una cesión podría ser también su siguiente parada.

En el lateral izquierdo la presencia de Silva y Kravets (éste tras su cesión al Lech Poznan polaco) asegura el inicio de la pretemporada. A ellos se les podría unir también Mario del Campo, central y lateral zurdo del filial que ha gustado en el tramo final de la pasada temporada, cuando se incorporó a los entrenamientos con regularidad. Una situación similar a la de Tahif, aunque el marroquí (central) no ha renovado. Está en negociaciones.

El hueco del lateral derecho

Si a ello se le une la presencia de Riesgo en la portería, el resultado es una defensa ya consolidada en la que solo las salidas podrían dejar huecos. Garitano, con todo, confirmó en AS que espera que todos, incluidos Omeruo y Silva (ambos con cartel, se queden. El único hueco que queda por apuntalar es el de un lateral derecho por ahora sin miembros, aunque al club le gustaría retener a Bustinza y Palencia. Tampoco se descarta la opción de Rosales, aunque parece más complicada viendo su poca presencia en el equipo el curso pasado.