CELTA

Brais vuelve a estar de moda en Europa

Olympique de Lyon, Southampton, Norwich y un gran club londinense han sondeado al centrocampista del Celta según revela la web italiana TUTTOmercato.

0
Brais Méndez sonríe durante un entrenamiento de la burbuja paralela de la selección española.
PABLO GARCIA RFEF

El rendimiento ofrecido desde la llegada de Eduardo Coudet y su convocatoria para la burbuja paralela de la selección española han vuelto a poner de moda a Brais Méndez en el panorama europeo. Dos años después de que se le vinculara con el Bayern de Múnich, el centrocampista de Mos ha sido sondeado por varios equipos según TUTTOmercato. Esta web italiana sitúa al canterano celeste en la órbita del Olympique de Lyon, Norwich, Southampton y un gran club londinense.

El pasado verano, cuando Brais estaba firmando su campaña más floja desde que subió al primer equipo, el Celta prolongó el contrato del mediapunta hasta 2024. En el momento de renovar, el mosense estaba lejos del nivel exhibido en el otoño de 2019. Aquella explosión en Primera le sirvió para debutar con La Roja y recibir una suculenta propuesta del Newcastle en el mercado invernal.

Meses más tarde se especuló sobre el interés de un gigante como el Bayern, pero su nombre desapareció del mercado tras una decepcionante temporada 2019-2020, tanto a nivel individual como colectivo. La cuesta abajo de Brais continuó al inicio del curso pasado, pero el desembarco de Coudet en el banquillo de Balaídos supuso un punto de inflexión para el centrocampista. A las órdenes del Chacho marcó nueve tantos y se ha transformado, siendo un jugador mucho más competitivo.

Tras la llamada de Luis Enrique, que llevó al céltico a cancelar sus vacaciones en Mikonos cuando ya se encontraba en la isla griega, las opciones de que Brais forme parte de la convocatoria para los Juegos Olímpicos se han disparado. Su participación en Tokio lo revalorizaría aún más. Aunque su idea es la de seguir en Vigo, en las últimas semanas el ‘23’ del Celta ya ha comprobado que todo puede cambiar en cuestión de horas.